Público
Público

El SAT vuelve a ocupar la finca pública Somonte en Córdoba

El sindicato de Cañamero denuncia que la Junta de Andalucía ha dejado en manos de "especuladores y terratenientes" casi 15.000 hectáreas de tierras públicas " ue las usan para cultivos con transgénicos, biodiésel o para beneficiarse de las ayudas europeas"

Publicidad
Media: 3.50
Votos: 2

Los miembros del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT), entre ellos Diego Cañamero, en la finca Somonte, propiedad de la Junta de Andalucía. SAT

SEVILLA.- El Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) ha asegurado este domingo en un comunicado que esta mañana ha vuelto a ocupar la finca Somonte, propiedad de la Junta de Andalucía y de la que estos trabajadores fueron desalojados por la Guardia Civil el pasado jueves 2 de junio.

Un comunicado del dirigente del SAT, Diego Cañamero, ha recordado que esta finca, ubicada en la localidad cordobesa de Palma del Río, fue ocupada por este sindicato en 2012 porque, en su opinión, se encontraba abandonada y sin actividad productiva. Según el SAT, aquella ocupación, hoy repetida, fue la respuesta de este sindicato al intento de la Junta de Andalucía de "malvender" la explotación agraria, "como había hecho antes con muchas otras fincas del patrimonio agrario público andaluz".

Cañamero ha destacado que, tras la ocupación por el SAT, las cuatrocientas hectáreas de Somonte están sembradas de trigo, avena, habas, girasol y colza. Además, se ha creado un huerto, se ha instalado un gallinero, se han mejorado las instalaciones de riego y se han adecentado los caminos y edificaciones, según el sindicato.

El SAT ha denunciado que de las casi 20.000 hectáreas de tierras públicas propiedad de las Junta de Andalucía apenas quedan cinco mil, tras diversas subastas que las han dejado en manos de "especuladores y terratenientes que las usan para cultivos con transgénicos, biodiésel o para beneficiarse de las ayudas europeas".

"Hoy, Somonte vuelve al pueblo; la finca que ha sido cuidada durante estos años de ocupación vuelve a las mismas manos que la han labrado durante estos años, frente al abandono de la Junta", concluye el comunicado.