Público
Público

Fin de semana de movilizaciones en Catalunya del sindicalismo independentista y alternativo contra la reforma laboral

La Intersindical. al igual que CGT y CNT, se manifiesta de forma coordinada con los sindicatos del País Vasco y Galicia contra una propuesta que denuncian que no deroga las reformas de 2012 y 2010. 

Partidos contra la reforma laboral
La portavoz de EH Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua, comparece en una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados, a 27 de enero de 2022, en Madrid (España). Esquerra Republicana (ERC), EH-Bildu, la CUP y el BNG han escenificado este jueves en el Congreso un frente común para reafirmar su rechazo a la reforma laboral. Eduardo Parra / EUROPA PRESS

Fin de semana de movilizaciones sindicales en Catalunya contra la nueva reforma laboral, que encara una semana intensa ante su votación en el Congreso el próximo 3 de febrero sin contar aún con los apoyos necesarios. La gira en Catalunya de la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, no ha alterado los planes de las fuerzas sindicales independentistas y alternativas, que han convocado manifestaciones el sábado y el domingo ante una propuesta que consideran un "fraude" y un "maquillaje".

La Intersindical se movilizará este domingo de forma coordinada con los sindicatos mayoritarios del País Vasco (ELA y LAB) y de Galicia (CIG) ante lo que consideran "el incumplimiento" del Gobierno a la hora de derogar la reforma laboral de 2012. Consideran "una tomadura de pelo" el acuerdo entre el gobierno de coalición, patronal y sindicatos mayoritarios (UGT y CCOO), y recuerdan que en los últimos 40 años ha habido 25 reformas laborales, "ocho de las cuales han sido un claro retroceso de los derechos de los trabajadores".

Pese a reconocer que el nuevo texto "hace tímidos avances" en la regulación de la temporalidad y la prevalencia de los convenios sectoriales por encima de los de las empresas, consideran la reforma totalmente "insuficiente" para avanzar en la regulación de un mercado laboral "precarizado".

Los principales puntos de desacuerdo son en materia de despidos y en la primacía del marco estatal sobre el autonómico, tanto en lo que se refiere a la negociación colectiva como a la aplicación de convenios. "El marco estatal de negociación se ha demostrado menos combativo y la sacralización que hace esta reforma es un intento de atenuar las luchas sindicales de los territorios", afirman. La Intersindical señala que esto significa que se seguirá imponiendo la negociación colectiva estatal: "En Catalunya los convenios que pactamos serán papel mojado si hay uno español".

La Intersindical considera el texto totalmente "insuficiente" frente a la precarización

En cuanto a los despidos, consideran que la propuesta "perpetúa la precarización del mercado laboral" al no modificar la normativa que permite despedir "de forma unilateral, sin garantía ni defensa de los trabajadores". Así, lamentan que aunque parezca que permite avances respecto a la temporalidad, no deroga el despido colectivo sin autorización administrativa previa. "Se mantiene uno de los rasgos distintivos de la desregulación", afirman. Además, critican que se mantengan a las indemnizaciones en 33 días por año trabajado en vez de recuperar los 45 vigentes antes de la reforma de 2012.

Por eso, el sindicalismo alternativo hace un llamamiento coordinado a la protesta el 30 de enero, que en Catalunya será en la Plaza del Rey de Barcelona, ​​y reclaman a los partidos catalanes en el Congreso que no validen una reforma que mantiene "un mercado laboral basado en la precariedad y en la economía de casino".

Por una "derogación real" de la reforma de 2012

Por otra parte, CGT, CNT, Intersindical Alternativa de Catalunya (IAC), COS, Cobas y Solidaritat Obrera también hacen un llamamiento a manifestarse el 29 de enero por una "derogación real" de la reforma laboral de 2012. Denuncian que el Gobierno de coalición y los sindicatos mayoritarios "han mentido": "Ninguna modificación que cuente con el apoyo de la CEOE hará nada que no sea un maquillaje que consolida lo peor del grave ataque que sufrimos hace 10 años".

Por este motivo, los sindicatos reclaman la derogación real de las reformas de 2010 y 2012, en la línea de lo que, defienden, se había anunciado. En una carta que las secciones sindicales de la CGT de SEAT han entregado a Díaz durante su visita a las instalaciones, lamentan que se mantenga la indemnización de 33 días por año trabajado en caso de despido, la facilidad de las empresas para justificar ERE y despidos objetivos o la incapacidad del Administración para impugnarlos. "Que nuestros salarios no se equiparen a la alta inflación que padecemos hace que las clases populares se empobrezcan cada vez más", añade la misiva.

Habrá movilizaciones en Barcelona, ​​Tarragona, Lleida y Sabadell. Además, el mismo día 3 se concentrarán ante la subdelegación del Gobierno español en Barcelona por la mañana y ante la sede de Foment del Treball por la tarde.

Declaración conjunta en el Congreso

El Gobierno no tiene asegurada aún la mayoría en el Congreso para aprobar la reforma, que se votará el próximo jueves. Este jueves, ERC, CUP, Bildu y BNG han presentado una declaración conjunta que reclama la "derogación" de la reforma laboral de 2012 y una negociación "ambiciosa" que vaya mucho más allá del acuerdo aprobado por el Consejo de Ministros.

La incapacidad de la Administración para impugnar los ERE es otro de los aspectos que denuncian

La declaración sitúa a ERC lejos de un posible apoyo a la ley, pero mantiene una puerta abierta al diálogo. El diputado republicano Jordi Salvador ha dejado claro que su formación busca abrir una negociación que el ejecutivo español hasta ahora ha negado, pero ya ha advertido de que "si no hay mejoras sustanciales" en la reforma, ERC votará "no".

"Si no hemos cerrado la puerta de golpe el primer día es porque detrás de las leyes hay personas, y porque hay algunas cosas que se han tocado que son buenas, pero a partir de ahí si no hay mejoras sustanciales nuestra posición puede ser el no", ha dicho en una rueda de prensa en el Congreso de los Diputados.

Más noticias de Economía