Público
Público

Resultados trimestrales Siemens Gamesa prevé cerrar 2020 con ganancias, pese a las pérdidas del primer trimestre

El consejero delegado dice que ya se están "tomando medidas" para que no se repita un impacto imprevisto en las cuentas por los costes derivados por proyectos eólicos terrestres en el Norte de Europa.

Un aerogenerador de Siemens-Gamesa. E.P.
Un aerogenerador de Siemens-Gamesa. E.P.

agencias

Siemens Gamesa prevé remontar las pérdidas de 174 millones de euros registradas en el primer trimestre de su año fiscal 2020, tras el impacto negativo de 150 millones de euros registrado debido a los costes derivados de cinco proyectos onshore en el Norte de Europa, y cerrar el ejercicio con un beneficio neto "ligeramente positivo", según indicó el director financiero del grupo, David Mesonero.

En una conferencia con periodistas para presentar los resultados del primer trimestre, el directivo también señaló que el resultado bruto de explotación (Ebitda) pre PPA y antes de costes de integración para este ejercicio estará cerca de los 1.000 millones de euros.

En lo que se refiere a cómo podría influir en la política de dividendos del grupo para el ejercicio, que ha destinado en los últimos años un 25% de pay out a retribuir a sus accionistas, el directivo eludió realizar comentarios.

Siemens Gamesa registró en este primer trimestre (octubre-diciembre 2019) un impacto imprevisto de 150 millones de euros debido a esos costes derivados por los proyectos eólicos terrestres en el Norte de Europa, principalmente Noruega, causados por el retraso en su ejecución, debido al mal estado de las rutas y la inusual llegada anticipada del tiempo invernal.

A consecuencia de ello, el grupo se vio obligado a ajustar su objetivo de rentabilidad en un punto porcentual y prevé finalizar el año fiscal con un margen Ebit pre PPA, costes de integración y reestructuración en el rango de 4,5% y 6%. Tal como indicó la semana pasada, el grupo mantiene su previsión de que los ingresos se sitúen entre 10.200 y 10.600 millones de euros en el ejercicio 2020.

No obstante, Mesonero destacó que esta cifra de 150 millones de euros incluye entre 25-30 millones de euros de reclamaciones que se podrían recuperar, así como 68 millones de euros de provisiones.

Mejorar la gestión de riesgos

Por su parte, el consejero delegado de Siemens Gamesa, Markus Tacke, insistió en la necesidad de "mejorar" la gestión de riesgos de la compañía, para evitar en el futuro incurrir en impactos como éste, a pesar de que subrayó que se ha tratado de algo "imprevisto". "No nos tomamos este contratiempo a la ligera", dijo Tacke en una teleconferencia con analistas, añadiendo que la empresa también está trabajando para blindarse contra los desafíos que se ciernen sobre un sector agobiado por la caída de los márgenes de beneficio, a medida que los distintos gobiernos van eliminando los subsidios a las energías renovables.

Respecto a las oportunidades a largo plazo para el negocio de la eólica terrestre, Tacke apuntó a los "mercados emergentes", aunque subrayó que mercados como Estados Unidos y Alemania ya maduros "seguirán existiendo y serán importantes".

Por otra parte, el grupo indicó que aún no tiene estimado un posible impacto de la operación de Siemens por la que agrupará todas sus operaciones energéticas en una nueva sociedad -Siemens Energy-, en las que se incluirá su participación en Siemens Gamesa, para su salida a Bolsa.

En este sentido, Mesonero indicó que en los últimos tiempos se han incrementado las garantías bancarias y las líneas de avales de cara a que este impacto sea "lo menor posible", consiguiendo renegociar con los bancos los costes de entre 50-60 puntos básicos a unos 30 puntos básicos, gracias a un grado de inversión que nos hace ser "autofinanciables", dijo.

Brexit y China

En lo referente al brexit, Siemens Gamesa consideró que podría beneficiarse, dependiendo de cuál sea el acuerdo final entre Reino Unido y la Unión Europea, ya que se preparó para un escenario potencial duro, que finalmente podría suavizarse.

En este sentido, el consejero delegado del grupo afirmó ser partidario de "continuar en un entorno sin aranceles o con aranceles bajos en todo caso".

En lo que respecta a China y la situación planteada por el coronavirus, Tacke manifestó que el impacto hasta ahora ha sido "marginal" debido a la festividad del Año Nuevo, que ya preveía un paro de la actividad.

De todas maneras, el directivo destacó que se está "muy vigilante" al respecto y que todavía es pronto para saber si habrá algún impacto por una posible ralentización global de la logística. "Pero se supone que las operaciones en China van a seguir adelante como se había previsto", añadió.