Público
Público

El Tesoro mantiene en 75.000 millones su previsión de emisión neta de deuda en 2022

Las emisiones brutas de letras, bonos y obligaciones se situarán en los 237.500 millones, un 10% menos que en 2021.

El secretario general del Tesoro y Financiación Internacional, Carlos Cuerpo, durante la presentación de la Estrategia de Financiación del Tesoro para 2022. EFE/ Zipi
El secretario general del Tesoro y Financiación Internacional, Carlos Cuerpo, durante la presentación de la Estrategia de Financiación del Tesoro para 2022. Zipi / EFE

El Tesoro Público ha mantenido en 75.000 millones la previsión de emisión de deuda neta para 2022, prácticamente similar a la cifra de 2021 (75.138 millones), mientras que prevé que la emisión bruta se reduzca un 10% respecto al año pasado, hasta los 237.498 millones de euros (frente a los 264.312 millones del ejercicio recién acabado).

Así lo ha anunciado el secretario general del Tesoro y Financiación Internacional, Carlos Cuerpo, en la rueda de prensa para presentar la Estrategia de Financiación del Tesoro para 2022, donde ha defendido que la estimación de las necesidades de financiación netas se han establecido bajo un supuesto de "prudencia".

Cuerpo ha asegurado que la estrategia del Tesoro necesita ser "flexible" en las condiciones actuales para ir adaptándose a la evolución de las necesidades ante la elevada incertidumbre del momento debido a la pandemia.

La emisión neta española se disparó hasta casi los 110.000 millones de euros en 2020, cuando el Estado se vio sometido a la inesperada presión financiera derivada de la pandemia de COVID-19, antes de retroceder hasta los 75.100 millones de euros el año pasado. Las finanzas de España se verán reforzadas por la llegada de unos 26.300 millones de euros de fondos de recuperación de la Unión Europea a lo largo del año.

Gracias a una política monetaria europea ultralaxa que ha contenido los costes de financiación, España cerró 2021 con una rentabilidad media negativa por primera vez (-0,04%), lo que significa que los inversores pagan de hecho al Estado por mantener sus bonos. De hecho, más del 60% de la deuda se ha emitido a tipos negativos. Además, ha ensalzado que por primera vez la vida media de la deuda del Estado en circulación ha alcanzado los 8 años, promoviendo la reducción de los costes de financiación en las emisiones.

Dos factores han sido determinantes para el alargamiento de la vida media, según ha explicado el secretario general. Por un lado, se ha debido al esfuerzo de emitir en los tramos largos de la curva, con el éxito, por ejemplo de la emisión de obligaciones a 50 años. Por otro lado, también destaca la menor emisión relativa a las letras del Tesoro, que ha vuelto a ser negativa (sólo ha sido positiva en 2020).

El Tesoro tratará, en cualquier caso, de "manejar nuestra cartera con la mayor prudencia posible y adelantarnos a la progresiva normalización de la política monetaria", según ha insistido.

Aunque los máximos responsables del Banco Central Europeo han reiterado que el récord de inflación es transitorio, los inversores prevén cada vez en mayor medida un endurecimiento monetario, especialmente después de que Isabel Schnabel, miembro del consejo del BCE, insinuara que el banco podría tener que actuar para moderar el crecimiento de los precios.

Cuerpo ha adelantado que el Tesoro planea reactivar este año el bono verde que emitió en 2021 tras el éxito de dicha emisión el pasado septiembre, con el fin de ir alcanzando volúmenes próximos al del resto de referencias y de seguir contribuyendo a la financiación de proyectos de transición ecológica, pero ha evitado dar más detalles sobre el calendario estimado o la escala.

El responsable del Tesoro Público ha subrayado la firme demanda de los inversores internacionales en las subastas y sindicaciones de deuda española como prueba de la confianza en la economía del país. "Cabe señalar que se mantenga a lo largo de los próximos meses y años... El interés de inversores no residentes nos ha supuesto un fuerte respaldo a la hora de emitir", ha declarado Cuerpo.

En cuanto a la prima de riesgo, desde el Tesoro esperan que la acción tomada por parte del Banco Central Europeo (BCE) en cuanto a la progresiva evolución de la política monetaria no suponga un factor diferencial y que la prima de riesgo siga manteniéndose sin sobresaltos como en 2021.

Más noticias de Economía