Público
Público

Batasuna fagocitó a ANV justo antes del ataque de la T4

La vista sobre la ilegalización de la formación revela reuniones de ambos partidos desde 2006.

Ó.L.F.

Batasuna y ANV mantuvieron en diciembre de 2006, cuando ETA aún no había volado el aparcamiento de la T4, una reunión para abordar la confección de las listas para que el segundo partido concurriera a los comicios municipales de mayo de 2007. Así lo aseguró ayer uno de los policías que realizó el informe principal sobre el que la Fiscalía y el abogado del Estado basan sus demandas de ilegalización de la formación abertzale en la primera jornada del juicio que se sigue en el Tribunal Supremo.

Este agente añadió que en abril de 2006, justo tras el anuncio de "alto el fuego permanente", ya se habían producido los primeros pasos de esa fagocitación. En esa fecha, dirigentes de Batasuna redactaron un documento -incautado meses después- de cuyo contenido los expertos policiales deducen que para entonces ANV había vuelto a ser una corriente interna de la ilegalizada formación, abandonando la independencia que había recuperado en diciembre de 2000.

El testigo-perito también destacó que con la ruptura de la tregua ya formalizada por ETA con un comunicado pero sin que ésta hubiera llevado a cabo ningún atentado , miembros de Batasuna redactaron el 11 de junio de 2007 un manifiesto "modelo"-recuperado de entre los documentos borrados del disco duro de uno de los ordenadores incautados a la cúpula de Batasuna- con los argumentos que debían utilizar los concejales de la formación abertzale para hacer frente a las mociones de condena del resto de los partidos.

"Vida propia"

La defensa de la formación, encabezada por el abogado Iñigo Iruin, centró gran parte su intervención en demostrar que la formación abertzale tenía "vida propia" y era independiente de Batasuna, con la que compartía espacio ideológico y objetivos comunes que hacían "lógicos" la existencia de contactos. El abogado consiguió que uno de los agentes reconociera que a la Policía no le constaba relación directa de ANV con ETA.

Documentos incautados

Iruin también puso en aprietos a los agentes que realizaron los informes sobre las conexiones económicas, alguno de los cuales terminó reconociendo que podía haber "errores" en las conclusiones que habían extraído de los documentos incautados.

Entre ellas las referidas a una factura a nombre de ANV expedida por el Hotel Hesperia de San Sebastián y que la Policía interpretó como el pago de un alquilar para un acto de Batasuna y que, según los datos aportados por Iruin, correspondían realmente a uno celebrado el mismo día y en el mismo lugar por ANV.

Más noticias de Política y Sociedad