Público
Público

Casado advierte a Sánchez de que no quiere "ni cesión, ni diálogo" con Catalunya

El presidente del Gobierno y el líder del PP se reúnen durante tres horas en Moncloa. Casado promete una oposición "firme" pero también " responsable y leal" con el Ejecutivo del PSOE.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante el encuentro de esta tarde al nuevo líder del PP, Pablo Casado. / EFE

El líder del PP, Pablo Casado, ha ofrecido este jueves "lealtad" al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en los asuntos de Estado, como la defensa de la unidad de España y de las libertades, de las instituciones y de la Constitución, al tiempo que le ha trasladado que su partido no va a estar "ni en la cesión ni en la contemporización ni en el diálogo" con Catalunya.

En una rueda de prensa en el Palacio de la Moncloa tras su reunión de casi tres horas con el presidente del Gobierno, Casado ha asegurado que el PP ejercerá una oposición "firme y responsable" pero también "leal" con el Ejecutivo del PSOE, en respuesta a la petición del propio Pedro Sánchez.

El presidente del Gobierno ha solicitado al líder del PP una oposición "responsable y leal" en cuestiones como emigración, política europea, violencia de género o infraestructuras, según ha anunciado en un tuit publicado en su cuenta de la red social tras el encuentro, en el que no ha mencionado la situación en Catalunya. 

Reforma del Código Penal

En este sentido, Pablo Casado ha advertido de que su partido volverá a pedir la aplicación del 155 en el caso de que los independentistas aprueben leyes de desconexión, aunque espera no tener que llegar "a esos extremos" y ha insistido en que su partido no va a estar "ni en la cesión ni en la contemporización ni en el diálogo" con aquellos cuyo objetivo es romper España, en alusión a la reunión de la comisión bilateral entre Gobierno y Generalitat que ayer se reunió por primera vez desde 2011. Casado ha recordado también a Sánchez la intención de su partido de presentar una propuesta de reformas del Código Penal que recupere el delito de convocatoria ilegal de referéndum y le ha advertido de que estarán "muy vigilantes" ante cómo se van desarrollando los hechos, porque entiende que con los independentistas no cabe la estrategia del "apaciguamiento".

Ha apostado por mantener la "fortaleza frente al independentismo", la defensa de la legalidad y también la "de los servidores públicos que aplican la Ley", como por ejemplo el juez del Supremo Pablo Llarena, hostigado hace unos días a la salida de un restaurante.

También ha afirmado que su partido se opondrá al acercamiento de presos al País Vasco y que propondrá en el Congreso una Ley de Memoria, Dignidad y Justicia que los conservadores ya tienen lista —según ha adelantado— y que, ha señalado su líder, evitará homenajes como el que se prepara al etarra Santi Potros tras su puesta en libertad el próximo domingo. 

Casad ha considerado además que los restos de Franco no merecen convertirse en un "debate divisorio" y que "es mejor pensar en lo que tiene que pasar en España dentro de 40 años que no en lo que pasó" hace 80.

El PSOE confía en la lealtad de Casado aunque estará "muy atento"

Por su parte, la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, ha asegurado que "hay que confiar en la palabra" del presidente del PP cuando afirma que hará una oposición "leal y responsable", aunque ha subrayado que su partido estará "muy atento" por si el líder popular vuelve a caer "en la demagogia partidista".

Al hilo de la moción de censura, Narbona le ha pedido a Casado "mucho más respeto" a la "absoluta legitimidad" de la herramienta democrática a través de la cual el PSOE ha llegado al Gobierno.

Por otra parte, la presidenta del PSOE ha reconocido que le resulta "muy interesante" la propuesta de Casado acerca de implementar "una especie de Plan Marshall" en África y le ha dado la "bienvenida" a la preocupación que supone "el drama humano de la inmigración" y la pobreza en el Tercer Mundo.

Más noticias en Política y Sociedad