Público
Público
Únete a nosotros

Cayo Lara llama a la "movilización permanente" contra los recortes

El coordinador federal de IU invita a salir a la calle para ayudar a levantar "un gran dique de contención" que resguarde el Estado del bienestar y le proteja de las "agresiones" del neoliberalismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Rebélate!'. Era el lema de la campaña electoral de Izquierda Unida para el 20-N. Entonces, Cayo Lara pidió, una y otra vez, incansablemente, trasvasar toda la indignación a las urnas. Llenarlas de 'votos rebeldes' a favor de una verdadera 'alternativa' y contra la oleada 'neoliberal'. Los comicios pasaron y le dieron a IU y sus socios el poder de 11 escaños en el Congreso, su mayor fuerza en 15 años, pero insuficiente para contrarrestar la aplastante victoria del PP. Ahora llega el momento de volver al punto de partida, a la contestación en las calles. A la rebelión.

El llamamiento es explícito, rotundo y hasta escrito con mayúsculas en el informe que Lara defenderá hoy sábado ante el Consejo Político Federal, el máximo órgano de dirección. IU, anuncia el coordinador, se dirige a 'todos' los afectados por los 'actuales y próximos recortes sociales', a trabajadores, jóvenes, intelectuales y artistas críticos, 'para invitarles a una permanente movilización que impida cualquier tipo de agresión a las conquistas sociales, a los salarios, a las condiciones de trabajo dignas, a las pensiones o a los servicios públicos'. Todo para 'levantar un gran dique de contención que resguarde el bienestar de las personas y actúe enérgicamente contra las grandes fortunas, la gran banca y los estafadores'. La federación actuaría como 'voz de la calle, de la resistencia', fuera y dentro del Parlamento. 'Hay que derrotar las políticas de recortes', advierte el diputado electo, no sólo en el Estado, sino también en las autonomías gobernadas por el PP y CiU.

IU se arroga el rol de oposición ante un PSOE con «poca autoridad política»

A lo largo del texto, de ocho páginas y al que ha tenido acceso Público [descargar aquí], el líder de IU parte del diagnóstico de la crisis dibujado en los últimos meses. Primero, un PP que aparece 'crecido', dispuesto a aprobar un 'enorme recorte del gasto público, de hasta 30.000 millones de euros', y preparado para 'acabar definitivamente con el modelo social europeo'. Dos, un PSOE 'con poca autoridad política para ejercer la oposición por la acción conservadora y neoliberal de su Gobierno' y que ha 'allanado' el camino 'para que el PP intente liquidar el Estado del bienestar y lo convierta en una especie de sistema de beneficencia financiado por los propios pobres'. Lara le dice a los socialistas que no valen 'lágrimas de cocodrilo' por la pérdida del Ejecutivo y de cuatro millones de votos, pues rehusaron cambiar la Ley Electoral para hacer más difícil una mayoría absoluta del PP.

Frente a este aciago panorama, IU se arroga el papel de 'alternativa', de defensora de otro modelo productivo que permita 'trabajar menos años, menos horas semanales', que 'incentive la producción con salarios dignos y buenas condiciones laborales' y que recupere la 'Europa de los ciudadanos'. Lara, como hizo al día siguiente del 20-N, propone construir un proyecto que dispute 'la actual hegemonía de las fuerzas neoliberales desde la base de la sociedad'. Es decir, edificar con otros –partidos, asociaciones, movimientos sociales– un polo hegemónico de la izquierda. Y para ello, afirma, falta una IU 'fuerte'.

Advierte contra la intención del PP de 'liquidar' el Estado del bienestar

El texto responde al convulso contexto europeo –IU se opone a la UE de dos velocidades y al plan de 'refundación' lanzado por el eje franco-alemán– y a los primeros pasos dados por Mariano Rajoy. Lara se detiene en las reuniones del futuro presidente del Gobierno con UGT y CCOO: avisa, en sintonía con los sindicatos, de que una reforma laboral 'no crea empleo si no hay un impulso real a la economía'.

El coordinador prologa su informe con un somero análisis de los resultados electorales. Somero porque se adjunta a otro documento dedicado íntegramente al balance de la campaña [descargar aquí]. IU señala que el éxito –11 escaños, 6,92% de los votos– se debe a un discurso homogéneo en toda España, la alianza con 12 fuerzas, la 'apertura' en algunas candidaturas, la 'solvencia' del programa y la mayor penetración de su discurso en los medios.

El diputado electo de IU Gaspar Llamazares aseguró ayer viernes que, a diferencia de lo que han hecho el coordinador federal, Cayo Lara, el parlamentario por Málaga, Alberto Garzón, y otros miembros de su grupo, él no renunciará al plan de pensiones privado que el Congreso ofrece a los diputados si antes no hay una decisión 'colectiva' en este sentido de todo el grupo. Intención y argumentos que ya adelantó el martes a Público.

'Normalmente yo no hago nada de manera individual', afirmó Llamazares tras recoger su credencial. En las legislaturas anteriores el diputado de IU también se acogió a esa póliza. La dirección federal, no obstante, reiteró ayer a través de su secretario de Organización, Miguel Reneses, que la renuncia a ese fondo es una cuestión personal, aunque no descartó que se pueda abrir un debate, informa Europa Press.

ICV, que también integra el grupo que lidera Lara, rechaza el plan de pensiones. Joan Coscubiela renunció a él el jueves y Laia Ortiz lo hará en los próximos días.

Más noticias en Política y Sociedad