Público
Público

El CGPJ estudiará la suspensión de Garzón el 22 de abril

Zapatero rechaza opinar sobre el caso y Sáenz de Santamaría cree que a nadie puede escandalizar que un juez "esté sujeto a la ley".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) estudiará en su Pleno del próximo día 22 la suspensión cautelar en sus funciones del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, siempre que el Tribunal Supremo le notifique antes de esta fecha la resolución por la que se acuerda proceder penalmente contra el magistrado por una presunta prevaricación, que habría cometido al investigar las desapariciones del franquismo.

Al respecto de este tema, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, rechazó opinar mientras que la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, dijo que a nadir puede 'escandalizar que un juez, por muy conocido que sea, esté sujeto a la ley'.

Fuentes del órgano de gobierno de los jueces señalaron este jueves que ven bastante probable que el presidente de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo remita el auto antes de la fecha citada, pese a que éste aún no es firme (será recurrido por Garzón), pues así lo ha venido haciendo con ocasión de las resoluciones anteriores dictadas por el instructor del caso, el magistrado Luciano Varela.

En todo caso, y por 'voluntad expresa' del presidente del CGPJ, Carlos Dívar, el asunto no pasará por la Comisión Permanente y será elevado de forma directa a la sesión Plenaria del día 22.

Las mismas fuentes señalaron que, al contrario de lo señalado por algunos medios de comunicación, Dívar no está retrasando la tramitación del expediente, puesto que el Consejo 'en todo momento ha actuado a impulso de lo que el Tribunal Supremo le ha ido notifiando'. Además, el expediente para la posible suspensión de Garzón no se ha visto paralizado desde que fuera incoado el pasado 9 de febrero, cuando se pidió informe a la Fiscalía tras ser informado el CGPJ de que el alto tribunal había admitido a trámite hasta dos procedimientos (a día de hoy son tres) contra el titular del Juzgado Central de Instrucción número 5.

Si se cumplen las previsiones y el Supremo traslada el asunto al Consejo en el plazo estimado, el Pleno del día 22 deberá tratar, en primer término, sobre la recusación planteada por el propio Garzón contra la vocal Gemma Gallego, a la que quiere apartar del debate por considerar que le profesa 'enemistad manifiesta'.

También deberá estimar si acepta la abstención planteada por el vocal José Manuel Gómez Benítez, amigo personal y ex abogado del juez.

De este modo, el Pleno que podría suspender a Garzón podría estar formado por 18 o 19 miembros, dependiendo de cómo se resuelvan los dos incidentes antes citados, puesto que no estarán en esta discusión ni Margarita Robles ni el vicepresidente del CGPJ, Fernando de Rosa, que se han apartado voluntariamente del asunto.

Sobre la posible suspensión de Garzón fue preguntado este jueves el presidente del Gobierno, quien declinó opinar sobre el tema por 'responsabilidad' y para 'preservar el Estado de Derecho', aunque admitió que se trata de una 'gran polémica'.

Quien sí dio su opinión fue Sáenz de Santamaría quien declaró que a 'nadie le puede escandalizare que un juez cualquiera, por muy conocido que sea, esté sujeto a la ley y que se le aplique'.

En Canal Sur TV, la dirigente popular apuntó que todos los españoles 'estamos sometidos a la Ley y los jueces tienen la obligación de aplicarla y hacerlo correctamente'. 'Serán los tribunales los que tengan que decidir, los que están decidiendo y los que dictarán la sentencia que estimen oportuna'. 'Y si hay indicios', añadió, 'como demuestra el auto, de que puede haberse saltado la ley, que sea juzgado como cualquier otro ciudadano'.

Por su parte, el diputado de IU en la Cámara Baja, Gaspar Llamazres, consideró que es España y no el magistrado quien está 'en el banquillo de los acusados' y puso de relieve la imagen que se está percibiendo de un país en el que 'los nostálgicos y los verdugos' se han convertido en 'justicieros'.

Por último, el portavoz parlamentario de ERC, Joan Ridao, afirmó que en nuestro país hay 'un temor reverencial a revisar un parte de su historia más reciente, en este caso, el franquismo', y apuntó que tanto la 'trayectoria' como la 'ejecutoria' de Garzón 'presenta luces y sombras'.

Más noticias en Política y Sociedad