Público
Público

La crisis empuja a casi medio millón de amas de casa a buscar empleo

Un informe de Adecco revela que la tasa de actividad femenina ha subido hasta el 52,93% y que la masculina ha retrocedido al 67,3%.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La crisis económica, que según los últimos datos ha dejado a un 64% de los españoles con problemas para llegar a fin de mes, ha hecho que muchas mujeres, que hasta ahora llevaban a cabo la labor de cuidado del hogar, se hayan visto obligadas a buscar suerte en el maltrecho mercado laboral para ayudar a sus familias. Según el último estudio de Adecco, casi medio millón son las que lo han intentado.

En concreto, Adecco calcula que más de 100.000 amas de casa se incorporaron a la población activa en 2009, a las que se sumaron otras 170.000 en 2010. En 2011, las mujeres que se dedicaban a labores domésticas que han pasado a buscar empleo han sido 195.500.

'El papel de la mujer ha sido fundamental para salvaguardar la economía doméstica golpeada por la recesión', ha destacado Adecco, que ha recordado que la tasa de actividad femenina ha subido hasta el 52,93%, mientras que la masculina ha retrocedido al 67,3% ante el desánimo extendido entre los hombres parados de larga duración.

Aunque la mayor parte de las mujeres que se incorporan al mercado laboral buscan empleos a tiempo completo, la discriminación en el empleo, que las empuja a la precariedad, hace que la jornada a tiempo parcial sea la que más predomina entre el colectivo, con 1.868.000 empleadas en esta modalidad, frente a 590.500 hombres.

Las mujeres son las que más sufren la temporalidad y pervive la brecha salarial del 22%

De esta forma, el 22,8% de las mujeres trabajan a tiempo parcial por el cuidado de los hijos y/u otras obligaciones familiares, frente al 1,1% de los hombres que asegura trabajar a jornada parcial por los mismos motivos.

Según Adecco, el perfil de la mujer trabajadora en España continúa siendo el de una joven española de entre 18 y 30 años, con estudios elementales, que desarrolla su carrera profesional en el sector servicios a jornada completa.

Además, según indica CCOO, las mujeres mantienen peores condiciones laborales que los hombres: ocupan los trabajos menos cualificados a pesar de la formación, sufren más la eventualidad de los contratos y sus salarios son inferiores a los de los hombres. Como consecuencia de lo anterior, las cuantías de sus pensiones son menores en comparación con las de la mayoría de los varones.

La contratación de trabajadoras jóvenes continuó descendiendo, situándose en el 44,5% (en 2009 era el 53,1%), como consecuencia del elevado paro juvenil, mientras que las mujeres de más de 40 años elevaron su peso en el total de contrataciones hasta el 22,1%, desde el 19,4% de 2009.

Mientras, la brecha salarial sigue manteniéndose.  Las mujeres cobran 19.502 euros de media frente a los 25.001 de los hombres, un 22% menos.

Más noticias en Política y Sociedad