Público
Público

Detenido el líder del grupo neonazi Bastión Frontal por mandar al hospital a uno de sus miembros

Propinó una brutal paliza a un compañero de su misma organización neonazi, al que partió la mandíbula y espera ser intervenido quirúrgicamente. Hay otro detenido en València y un tercero investigado.

Neonazis en Barcelona
Neonazis con bengalas levantan el brazo en una manifestación. Marti Segura Ramoneda / Europa Press

La Policía Nacional ha detenido en Madrid al actual líder de la organización neonazi Bastión Frontal, Rodrigo M. P., acusado de un presunto delito de lesiones, agravadas por alevosía. Este individuo propinó una brutal paliza a uno de los miembros del grupo el pasado sábado día 15 en la ciudad de València, durante unas jornadas celebradas por la organización.

Según una nota difundida por la propia Policía Nacional, "la víctima sufrió, entre otras lesiones, una fractura de mandíbula, resultado de una agresión acometida por la espalda, perdiendo en ese momento el conocimiento y evitando así toda posibilidad de defensa".

El arresto se produjo el pasado jueves en el distrito de Villaverde, en Madrid. Asimismo, "se ha detenido a otra persona en València, por su presunta contribución al aseguramiento del hecho, impidiendo a otras personas socorrer al agredido", reza la nota, que apunta que "se aprecian en las grabaciones a las que tuvieron acceso los investigadores, claves para sostener las imputaciones". Hay un tercero investigado por estos mismos hechos.

De esta forma, el detenido principal se ha puesto a disposición del titular del Juzgado de Instrucción número 8 de Madrid, que decretó su ingreso en prisión.

El grupo neonazi, en la mirilla

El detenido, considerado el máximo dirigente de Bastión Frontal, es asiduo a actos y conferencias en las que se dan a conocer las consignas y direcciones de esta organización de carácter político, no registrada, de ideología radical, informa EFE.

El pasado mes de noviembre, la Fiscalía de Madrid presentó una denuncia contra Bastión Frontal, concretamente contra María Isabel Medina Peralta, por la presunta comisión de un delito de odio en relación a unas manifestaciones realizadas el pasado 18 de mayo durante una concentración frente a la Embajada de Marruecos. Ese día se concentraron unas 300 personas para cargar contra la "pasividad" del Gobierno central ante la crisis migratoria por provocar la entrada irregular de más de 8.000 marroquíes en Ceuta, recuerda Europa Press.

En la concentración se profirieron otras consignas tales como 'España cristiana y no musulmana'. Al mismo tiempo, los presentes exhibían las banderas propias del grupo y desplegaban dos pancartas en las que se recogían expresiones como 'Ni el Rey ni el Gobierno ni la UE frenarán el expansionismo marroquí' y 'Mohamed VI quita tus sucias manos de nuestra tierra Adelante España'.

Una vez finalizada la concentración frente a la Embajada marroquí, se produjeron una serie de enfrentamientos e incidentes por parte de varios miembros del grupo Bastión Frontal que arremetieron violentamente contra el dispositivo policial desplegado. Cinco de los manifestantes fueron detenidos por agentes de la Policía Nacional.

Más noticias