Público
Público

Diez expresos cubanos comienzan una huelga de hambre en Madrid

Con esta acción, pretenden denunciar su situación de "total desamparo" en España. "Nos sentimos abandonados aquí", aseguran

EFE

Una decena de expresos cubanos que participan en una acampada en Madrid para denunciar su situación de "total desamparo" en España han decidido secundar desde hoy una huelga de hambre para reclamar ayuda, ha dicho uno de los que participan en el ayuno.

"Es la única alternativa que nos queda", ha asegurado Ernesto Durán Rodríguez que, junto al resto de los excarcelados, acampa frente al Ministerio español de Asuntos Exteriores en Madrid para exigir una respuesta a las autoridades españolas.

Los excarcelados forman parte del grupo de 115 expresos y 647 familiares y allegados que llegaron a España entre julio de 2010 y abril de 2011 procedentes de Cuba, en virtud del acuerdo alcanzado entre el gobierno cubano y el anterior ejecutivo socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.

De ellos, 32 han abandonado España y residen en la actualidad en Estados Unidos, pero el resto se acogió al programa de ayudas, canalizadas a través de diversas ONG como Cruz Roja, por un periodo máximo de un año y medio que se han ido agotando progresivamente.

"Es la forma de reclamar nuestro derecho", explica el expreso Durán Rodríguez

El expreso Durán Rodríguez ha explicado que "ayer comenzó un preso" una huelga de hambre y hoy le van a seguir "nueve más", al tiempo que ha asegurado que al ayuno se van a ir sumando más expresos que participan en la acampada.

"Es la forma de reclamar nuestro derecho. Nos sentimos abandonados aquí y somos responsables de nuestras familias que hemos traído de Cuba. Tenemos que asumir nuestra responsabilidad, como si nos cuesta la vida esta huelga", ha señalado.

Ha explicado que, entre familiares y expresos, unas 30 personas durmieron la pasada noche en la acampada frente al Ministerio de Asuntos Exteriores, a la que regresaron durante la madrugada tras ser desalojados "brutalmente" por la policía. Al grupo de acampados, ha añadido, se irán sumando "pronto" otros excarcelados y sus allegados.