Público
Público

Los funcionarios pedirán al juez la paga extra que les recortó Rajoy

La mayoría de los sindicatos que conforman la plataforma de empleados públicos rechazan fórmulas como la que utilizará Extremadura, que adelantará el abono de la paga de junio de 2013. Acudirán a los tribunales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La plataforma de sindicatos del sector público, integrada por CCOO, UGT, CSIF junto a una treintena de organizaciones sectoriales, ha acordado este miércoles que, a mediados de enero de 2013, reclamará ante los tribunales el abono de la paga extra de Navidad que el Gobierno anunció el pasado verano que recortaría a los empleados públicos.

Las diferentes organizaciones presentarán demandas de forma conjunta. En el caso del personal laboral, los sindicatos presentarán ante la Audiencia Nacional una demanda conjunta de conflicto colectivo, pues se rigen por el Estatuto de los Trabajadores. Los funcionarios, por su parte, harán esta reclamación a través de la vía contencioso-administrativa. 

Carmen Barrrera, secretaria de Acción Sindical de la federación de Servicios de UGT, asegura que la decisión de llevar a los tribunales la eliminación de esta paga estaba tomada desde que se constituyó la plataforma, en agosto de 2012, si bien no se puede llevar a cabo hasta que no se produzca el devengo del pago. 

Según Barrena, las más de treinta organizaciones que componen esta plataforma han rechazado la propuesta del CSIF, que sugería reclamar –como hará Extremadura con sus funcionarios– que el cobro de la paga de junio se adelantara a enero de 2013. 'Sería conformarnos con un apaño. Lo que se nos paga no es un regalo, sino un derecho', ha afirmando la representante de UGT.

Lo que pretende el Gobierno extremeño, según explicó a través de una nota de prensa, es una 'secuencia adelantada de pagos, que regulariza el completo abono'. José Antonio Monago, tras la reprimenda de Rajoy que anunció que llevaría al Constitucional a los que no cumplieran la ley, precisó que la paga extra de diciembre 'no se restituiría'. Y así ocurrirá, pues lo que hará es adelantar, hasta 2015, el abono de las pagas que se venían cobrando en junio y diciembre a enero y julio, respectivamente. En 2015 será el Estado el que subsanará la pérdida de esa retribución a través de una aportación 'en forma de fondo de pensiones' tal y como a adelantó el presidente del Gobierno cuando anunció este nuevo recorte a los empleados públicos que, según estimaciones de los sindicatos, han perdido hasta un 30% de su poder adquisitivo desde mayo de 2010.

El Gobierno Vasco en funciones también anunció ayer que abonará la paga extraordinaria de Navidad a sus 67.000 funcionarios.

Más noticias en Política y Sociedad