Público
Público

El Gobierno activará "pronto" el instrumento para avalar la deuda autonómica

Rajoy asegura a Duran que ultima "un procedimiento" para no dejar "tiradas" a las comunidades, siempre que estas cumplan con sus "deberes" con el déficit

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno ya ha demostrado en varias ocasiones que es muy renuente a dar vía libre a los hispabonos, los títulos de deuda respaldados por el Estado que servirían para financiar la deuda de las comunidades autónomas. Pero lo que está claro es que pondrá en marcha un 'instrumento' para ayudarlas a ganar liquidez. Ya lo confirmó Cristóbal Montoro en la pasada reunión del Consejo de Política Fiscal y Financiera. Y este viernes Mariano Rajoy ha trasladado su compromiso de activar ese mecanismo 'pronto' al portavoz de CiU en el Congreso, Josep Antoni Duran i Lleida, durante la entrevista de hora y media que ambos han mantenido en el palacio de la Moncloa. 

Los dos han convenido en que es urgente garantizar la sostenibilidad de la deuda del Estado y de las autonomías. 'Le he hecho el planteamiento de la creación de hispanobonos', ha comenzado a relatar Duran, 'y el presidente me ha asegurado, y estoy convencido de que así va a ser, que el Gobierno va a poner en práctica un procedimiento para resolver el problema de la liquidez de las CCAA y no dejar tirada a ninguna de ellas, siempre que estas hagan sus deberes' y cumplan el déficit. El portavoz ha subrayado que en la mente del Ejecutivo no está la creación de los hispanobonos –Hacienda siempre se ha negado porque ello supondría que las comunidades más cumplidoras tendrían que asumir un mayor coste de financiación para salvar a las menos obedientes–, pero en cualquier caso lo que importa a Catalunya es 'solucionar el problema'. Ese instrumento, ha avanzado, estará listo 'pronto'. Montoro adelantaba en el CPFF que sería en el verano.

Duran 'corrige' a Mas y dice que Catalunya 'no necesita dinero para este mes'

Hoy, fuentes del Ejecutivo han confirmado las palabras de Duran, pero no han precisado en ningún momento qué entendían por 'pronto'.  Desde la Moncloa han trasmitido que no sólo se maneja 'un procedimiento' para avalar la deuda de las CCAA, sino que hay 'varias alternativas' que están analizándose. La idea de fondo es responder por las CCAA y no dejarlas 'caer', pero exigirles a cambio austeridad. El mecanismo concreto sigue pues sin estar perfilado y decidido.

Duran ha matizado las palabras de hoy del president de la Generalitat, que había hecho sonar todas las alarmas. Artur Mas pidió 'mutualizar' la deuda de todas las CCAA, que el instrumento era lo de menos, porque lo de más es que todas 'tienen facturas que pagar a fin de mes'. Daba la sensación, por tanto, de que Catalunya está ahogada y a punto de la intervención. 'De ninguna manera Mas ha solicitado el rescate de Catalunya. No hay motivos ni necesidad de plantearlo. La Generalitat no necesita dinero para este mes. Tiene una situación difícil porque el Gobierno no cumple sus compromisos' y tampoco los cumplió el Ejecutivo anterior, ha incidido el portavoz convergente. 

¿Y España, necesita la intervención? Negativa tajante: el país 'no está en condiciones' de ser intervenido, por muchas 'dificultades' que esté atravesando. 'No comparto las palabras' del premio Nobel de Economía Paul Krugman, ha sostenido

Duran ha explicado que ha encontrado cuatro puntos de 'coincidencia' básicos con Rajoy: la reducción del déficit, la necesidad de hacer reformas estructurales en España –que CiU ha 'compartido y mejorado', caso ayer de la reforma laboral, más dura aún– y también en Europa y fijar 'los objetivos concretos del futuro de la UE', que puedan estimular a los países y a la ciudadanía de que hay solución a la crisis. Sí alza CiU un matiz: cree que esa meta de contención del déficit de las cuentas públicas debe 'flexibilizarse', porque de lo contrario se ahogará el crecimiento. Sobre la pésima situación de la banca, el portavoz convergente en Madrid ha apostado por que sea la propia Unión, y no el Gobierno español, la que acuda a recapitalizar las entidades con problemas, ya que es 'imprescindible pasar página' a la fragilidad del sistema. Fuentes de la Moncloa han insistido después en que el Ejecutivo ni se plantea esa tesitura, porque ya ha repetido en todos los foros que 'en estos momentos' no prevé que la banca española tenga que ser rescatada con fondos europeos

El presidente 'escucha' la propuesta de pacto fiscal pero no se compromete a nada

En la reunión también ha estado presente la petición de CiU de un pacto fiscal para Catalunya, a semejanza del Cupo vasco. 'El presidente lo ha escuchado con educación y sensibilidad, pero no salgo ni mejor ni peor que antes' de la entrevista, ha dicho Duran. A fin de cuentas, ha agregado, Catalunya no lo ha aprobado todavía y está, de hecho, buscando apoyos entre los partidos, más allá del ya asegurado respaldo de ERC. Desde el Gobierno trasladaban la misma versión. No ha habido negociación, ni compromisos de ningún tipo, sólo exposición de las posiciones catalanas.

Los periodistas han preguntado a Duran si tras este encuentro CiU se asienta o no como el 'aliado preferente' del PP. El portavoz ha contestado con cierta molestia, argumentando que hay 'muchas votaciones' en las que los dos partidos no coinciden, como en la Ley de Presupuestos o los recortes en educación y sanidad. 'Deducir que estamos de acuerdo en cuatro puntos y alguna observación más de que el presidente ha sido receptivo no permite decir que seamos coaligados del PP. Somos coaligados del sentido común y de la responsabilidad, a veces en exceso', como lo fueron, ha defendido, en la época del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Duran sí ha reconocido que su federación votó a favor del cambio del modelo de elección del presidente de RTVE o la reforma laboral. 'En lo que coincidamos, no vamos a desgastar al Gobierno, y menos con la que está cayendo, si creemos que aquello va a ser bueno para el país, aunque una parte del electorado no lo entienda'. 

CiU ha vuelto a plantear la necesidad de un pacto de Estado que se antoja 'difícil'. ¿Por qué? Duran no ha tenido recato en culpar a los socialistas, porque se niega a apoyar 'la reforma laboral u otra medida' que sea 'imprescindible' para el país por el mero hecho de no estar en el poder. 

El Gobierno evaluaba como 'muy positiva' una reunión convocada, en principio, para que Rajoy explicase la posición del Ejecutivo ante Europa. A saber: compromiso 'claro' de reducción del déficit, necesidad de reformas en España y en Europa, resolución con 'urgencia' de los problemas con la deuda soberana y sostenimiento del euro. 

Las cuestiones más de calado político apenas han penetrado en la reunión de Rajoy y Duran. Sí un tema no menor, como es la renovación de las instituciones. El portavoz convergente ha recalcado que sólo ha hablado con el presidente del Tribunal Constitucional, y le ha trasladado que sería 'muy correcto' que se sentase 'un catalán' en él, máxime porque fue CiU quien presionó para que las comunidades autónomas pudiesen enviar al Senado candidatos para el Alto Tribunal a través de sus parlamentos. Rajoy le ha replicado que ese asunto queda supeditado al acuerdo con el PSOE. Y es que minutos después de la entrevista con Duran el jefe del Ejecutivo recibirá al líder de los socialistas, Alfredo Pérez Rubalcaba

Más noticias en Política y Sociedad