Público
Público

"El Gobierno nos hace cómplices de la barbarie belicista... Y pagaremos las consecuencias"

Organizaciones pacifistas protestan por la cesión de la base de Morón a EEUU, que contará con la soberanía completa sobre las instalaciones. Los trabajadores denuncian que ni siquiera se ha conseguido que la autoridad militar americana asegure el mantenimiento de sus empleos

Publicidad
Media: 4.29
Votos: 7

Imagen de la manifestación contraria al aumento de la presencia militar de EEUU en España, este lunes frente a la sede del Ministerio de Exteriores, en Madrid. CDC

MADRID.- Decenas de personas se han concentrado este lunes en Madrid para denunciar la cesión de la base militar de Morón de la Frontera (Sevilla) a Estados Unidos, que se convertirá en una instalación permanente de las Fuerzas Armadas norteamericanas para sus misiones en África. Concretamente, el contingente estadounidense pasará de 850 infantes de marina a 2.200, acompañados por 500 civiles así como de 26 aeronaves. El Consejo de Ministros remitió a las Cortes el pasado día 19 el convenio firmado con Estados Unidos con el fin de que se tramite por la vía de urgencia.

Para los activistas pacifistas, la cesión completa de Morón (que en 2015 cumple 75 años y sobre la que España mantenía un 20% de soberanía) supone una "entrega de la soberanía nacional" por parte de "un Gobierno que agoniza". Además, han destacado que esta actuación compromete "el futuro y la seguridad de los ciudadanos" al convertirlos en un posible objetivo del terrorismo yihadista. "El Gobierno nos quiere hacer cómplices de la barbarie belicista —han denunciado— y en cualquier momento pagaremos las consecuencias". 

La conversión de Morón en base permanente de los EEUU va en línea con la estrategia de la OTAN de reactivar la importancia estratégica para lanzar sus ofensivas militares. En la última cumbre para redefinir el plan de acción de la alianza, a España se le asignó uno de los dos únicos Centros de Operaciones Aéreas Combinadas (CAOC) que se mantienen hoy en Europa. Quedará emplazado en la base aérea de Torrejón (Madrid) y su función será coordinar a las fuerzas de Alta Disponibilidad —cuerpos de acción rápida capaces de desplegarse en un territorio y mantenerlo hasta 30 días a la espera de refuerzos— como la que EEUU desplegará en Morón. 

Estas nuevas capacidades se pondrán en práctica después del verano, cuando la OTAN realizará las mayores maniobras bélicas desde la Guerra Fría, precisamente, en el estrecho de Gibraltar. "Todo ello en un contesxto de una crisis de refugiados sin precedentes, que huyen de la guerra y la miseria de Siria, Irak o Libia, mientras los Gobiernos de la UE barajan como solución el bombardeo de los barcos que los transportan para hundirlos", han expuesto los activistas de la Plataforma Global Contra las Guerras en su concentración frente al Ministerio de Exteriores. 


Trabajadores: "Morón será un nuevo Gibraltar"


El comité de empresa de la base también ha protagonizado diversas manifestaciones para protestar contra el oscurantismo en el que se ha llevado a cabo la cesión. En una conversación telefónica con este medio, los trabajadores —que han asistido al despido de 240 compañeros desde 2010 mediante tres procesos de ERE— han explicado que no se les ha informado de cuál será su situación una vez que la base pase a manos estadounidenses.

"En la comarca de Morón hay un 37% de desempleo. ¿Con qué cara se le vende al pueblo que podría aumentar el paro por culpa de los trabajadores estadounidenses que vienen a trabajar a la base?", protestan los trabajadores

"Ni siquiera han capaces de conseguir la garantía de que los  se mantendrán los puestos de trabajo", ha acusado Rubén Ballesteros, delegado sindical de Comisiones Obreras, que destaca que entre los trabajadores "ha sorprendido muchísimo" que el acuerdo contemple la presencia de hasta 500 civiles estadounidenses.

"En España tenemos trabajadores sobradamente cualificados. En la comarca de Morón hay un 37% de desempleo. ¿Con qué cara se le vende al pueblo que podría aumentar el paro por culpa de los trabajadores estadounidenses que vienen a trabajar a la base? Morón será un nuevo Girbraltar", protesta Ballesteros. 


Morenés: "No aumenta el riesgo de atentados"

El ministro de Defensa, Pedro Morenés, ha negado este lunes que la cesión completa de la base a EEUU y el mayor despliegue de tropas americanas acarree un mayor riesgo de atentados yihadistas en suelo español. "De ninguna manera", ha respondido al ser cuestionado por este diario. "Lo que hace es garantizar la seguridad de forma muy especial", añadía.

Para Morenés, el incremento de la presencia de EEUU en Morón no aumenta la amenaza de atentado yihadista, sino que"lo que hace es garantizar la seguridad de forma muy especial"

El ministro ha apretado acelerador para firmar el acuerdo cuanto antes. Su objetivo era plasmar su rúbrica junto a la del Secretario de Estado de EEUU, John Kerry, pero una lesión grave tras una caída de una bicicleta de éste lo impidió. Morenés movió ficha y encargó que fuera el número dos de exteriores el encargado de ratificar el acuerdo junto a su homólogo norteamericano.

El encargado de la cartera de Defensa ha dicho estar convencido de que a los riesgos y a las amenazas "hay que hacerles frente" porque "darles la espalda o no mirarlos no supone que dejen de existir, sino todo lo contrario". "Los países débiles ante esos riesgos y amenazas serán los que más sufran las terribles consecuencias de no hacer frente a esa amenaza que a todos nos afecta", ha señalado.

Más noticias en Política y Sociedad