Público
Público

El Gobierno no descarta trasvases esta legislatura

La ministra Elena Espinosa ofrece a los partidos «un gran pacto de Estado sobre el agua»

ANTONIO GONZÁLEZ

El Gobierno quiere empezar con buen pie la legislatura en materia de aguas y por ello ofreció ayer en el Congreso a los partidos, a través de la ministra Elena Espinosa, un “gran pacto de Estado” para solucionar los “déficits estructurales” que sufren algunas cuencas.

En su primera comparecencia en la Cámara Baja como ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Espinosa dejó claro que, en el marco de este pacto, el Gobierno “no descarta a priori las interconexiones intracuencas”, si bien concretó que sólo se refiere a aquellos trasvases “que sean medioambientalmente sostenibles, económicamente viables y socialmente aceptables, requisito que no cumplía, y sigue sin cumplir, el derogado trasvase del Ebro”.

La ministra hizo un llamamiento a partidos, comunidades, ayuntamientos, sindicatos, empresarios y ecologistas a participar en este “pacto abierto y de todos”, ya que permitirá “hacer un diagnóstico de los déficit estructurales”. El Ejecutivo pretende también “evaluar las nuevas demandas, especialmente las derivadas del incremento de población que han experimentado algunas zonas de España”.

El pacto incluirá medidas sobre modernización de regadíos, ahorro de agua, depuración y reutilización de aguas residuales y concienciación sobre la necesidad de hacer un uso más racional del agua. El pacto se concretará en los planes de cuenca que están en desarrollo, y que según Espinosa se irán aprobando a lo largo del próximo año.

La primera reacción a la oferta del Gobierno no se hizo esperar. El portavoz conservador Carlos Javier Floriano aseveró que el pacto “no es para resolver el problema del agua, sino un problema electoral”. Para Floriano, es un “ejercicio cínico” del Gobierno, que “excluye la posibilidad de acuerdos”, porque deja fuera a las cuencas “más necesitadas”.

Recuperación ambiental

“La prioridad será la compatibilidad entre desarrollo económico y equilibrio ecológico”, indicó por su parte la ministra, que apostó por seguir adelante con la recuperación ambiental a través de instrumentos como el Plan de la Calidad de las Aguas 2007-2015, la Estrategia de Restauración de Ríos o el Plan de Choque de vertidos residuales.

En cuanto a los regadíos, donde se centra el mayor consumo de agua, Espinosa se comprometió a poner en marcha sistemas más eficientes de riego y a impulsar “el uso de aguas regeneradas”.

Trasvase del Ródano

Por otro lado, preguntada por los representantes de CiU por el trasvase del Ródano a Catalunya, que el Gobierno se comprometió a estudiar, Espinosa reconoció que “no es un tema fácil” y que no se puede asegurar el tiempo que durará este trabajo, aunque sí garantizó que reclutará a los mejores especialistas para analizar este trasvase.

Más noticias de Política y Sociedad