Público
Público

Ignacio Ulloa Rubio será el nuevo secretario de Estado de Seguridad

Ignacio Cosido será el nuevo director general de la Policía, mientras que Arsenio Fernández de Mesa será el responsable de la Guardia Civil

EUROPA PRESS

El nuevo ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha nombrado como su 'número dos' al jurista Ignacio Ulloa Rubio para hacerse cargo de la Secretaría de Estado de Seguridad. La cúpula de este Departamento se completa con dos diputados veteranos como Ignacio Cosidó y Arsenio Fernández de Mesa, quienes dirigirán la Policía y la Guardia Civil, respecivamente que tendrán un mando distinto, después de que el ministro aclarara que el el PP pondrá fin al mando unificado.

Ulloa Rubio será la persona, por tanto, ante la que reportarán directamente los dos directores generales en una Secretaría de Estado a la que los 'populares' pretenden reforzar para que desempeñe un papel clave en el día a día del Ministerio, centralizando los datos de todos los cuerpos que operan en España en materia de terrorismo y crimen organizado.

De 44 años de edad, es magistrado de carrera y actualmente ejercía como letrado del Tribunal Constitucional y juez de primera instancia e instrucción de Sant Feliu de Guixols (Gerona). Fuentes cercanas al nombramiento, han explicado que tanto el ministro como el presidente Rajoy "buscaban para este puesto un perfil jurídico y una persona conocedora de las leyes".

No en vano, el líder del Ejecutivo ya ha advertido de que la legalidad y el estricto cumplimiento del Estado de Derecho será su única pauta a seguir en uno de los temas claves de este Departamento como la lucha antiterrorista. Otras fuentes consultadas han indicado que se trata de una persona ligada al PP catalán y a la fundación FAES que preside el ex presidente del Gobierno José María Aznar.

Se vincula a Ulloa Rubio al PP catalán y a la fundación del PP, FAES

Actualmente Ulloa Rubio trabajaba dentro del equipo de letrados que asisten al magistrado del Tribunal Constitucional, Ramón Rodríguez Arribas, a quien se le sitúa en el sector más conservador del Alto Tribunal.

Además, en el año 2005, la Comisión Permanente del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) le concedió a Ulloa Rubio la situación administrtiva de servicios especiales para desempeñar el cargo de jefe delegado de la misión EUSUST LEX de Fortalecimiento del Estado de Derecho para Iraq de la Secretaria General del Consejo de la Unión Europea.

Por su parte, Ignacio Cosidó dirigirá el Cuerpo Nacional de Policía tras una activa legislatura como diputado en la que ha ejercido como portavoz de la Comisión de Interior en el Congreso de los Diputados. 

En los Plenos del Parlamento, fue uno de los principales arietes del PP contra el Gobierno junto a Gil-Lázaro y el entonces ministro Alfredo Pérez Rubalcaba a cuenta de la investigación sobre el caso Faisán, en el que se investigaba el supuesto 'chivatazo' a ETA, que finalmente fue revocado por el Pleno de la Audiencia Nacional y que devolvió el caso al juez Ruz para que continuara investigando.