Público
Público

La infanta fuerza a Botella a hacer horas extra para abrir su rastrillo

El Ayuntamiento trabajó toda la noche para reparar problemas en el cuadro eléctrico del pabellón donde se celebra el mercadillo de Pilar de Borbón, aledaño al Madrid Arena

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La polémica sobre la seguridad de los edificios municipales de Madrid ha vuelto a reabrirse hoy con el pabellón La Pipa, situado en el mismo recinto que el Madrid Arena, donde recientemente fallecieron cuatro jóvenes en una avalancha humana que tuvo lugar durante una macrofiesta.

Tras la tragedia, la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, decidió revisar algunos edificios públicos que, según un informe, no son seguros. El Palacio de Congresos y el Palacio de Cristal se cerraron de forma 'preventiva' y el citado pabellón de La Pipa fue evaluado antes de la apertura del rastrillo anual de la asociación Nuevo Futuro, cuya presidenta de honor es la infanta Pilar de Borbón.

Los técnicos detectaron que había 'cosas que mejorar' en el edificio, según reconoció la propia Botella, entre ellas, el cuadro eléctrico de la instalación y parte de la cubierta, que presentaba goteras. Por este motivo, el Ayuntamiento había decidido aplazar la inaguración del mercadillo benéfico hasta que se solventaran dichas deficiencias ya que las obras, iniciadas hace tres semanas, aún no habían concluido.

Finalmente, la alcaldesa ha podido presentar hoy, junto a la infanta, la apertura del rastrillo, después de que los operarios del Ayuntamiento trabajasen todas la noche para la puesta a punto del edificio. De no haber sido así, la cancelación habría supuesto ciertos gastos para Nuevo Futuro, como el desperdicio de la comida de inaguración y problemas organizativos con los famosos citados para promocionar el evento.

'Para el Ayuntamiento y para mí lo más importante es la seguridad de los ciudadanos y, desde luego, en éste como en cualquier otro evento, trataremos de poner todo de nuestra parte para que los madrileños puedan sentir que están seguros', declaró hoy Botella -desde La Pipa- tras reconocer que ayer por la noche decidieron 'aumentar el ritmo' para arreglar los problemas a tiempo, informa Efe.

'Es importante que haya venido la alcaldesa y estamos todos encantados de que el ayuntamiento haya ayudado tanto a solucionar y a subsanar el problema técnico', agradeció, por su parte, Pilar de Borbón. La infanta también negó haber ejercido ningún tipo de presión para forzar al Ayuntamiento a permitir la apertura del evento hoy.

[En la imagen, Ana Botella y Pilar de Borbón, esta mañana, en uno de los puestos del mercadillo solidario de la asociación Nuevo Futuro, en Madrid. EFE]

Más noticias en Política y Sociedad