Público
Público

Leopoldo Bernabeu:“Cuando sea alcalde haré lo mismo sin que se me vea el plumero”

Unas grabaciones judicializadas revelan el comportamiento del empresario de la comunicación y líder de Ciudadanos Por Benidorm, un partido oportunista, que con tres concejales se ha convertido en decisivo para la gobernabilidad de  la capital turística alicantina. De sus amenazas no se han salvado ni periodistas ni políticos.

Publicidad
Media: 3
Votos: 20

Leopoldo Bernabeu, junto al Ayuntamiento de Benidorm.

VALENCIA.- “Cuando yo sea alcalde haré lo mismo, lo mismo… y lo multiplicaré por dos, intentaré, sin que se me vea el plumero”. Esta es parte de una grabación telefónica realizada en 2004 a Leopoldo Bernabeu, actual líder y concejal electo de Ciudadanos Por Benidorm y de quien depende a fecha de hoy la alcaldía de la esta turística ciudad alicantina, a la que aspira gobernar el Partido Popular.

La conversación entre el actual líder el político de Ciudadanos Por Benidorm –una marca política oportunista- con un contratista de espectáculos no tiene desperdicio, y dibuja de modo meridiano el tenor de las prácticas y el lenguaje de la tradición corrupta de la costa este española, donde ha reinado el todo vale. En la grabación, Leopoldo Bernabeu López, pedía al promotor contratista del Ayuntamiento en la época del PP participar, presuntamente, de las ganancias que iba a percibir por los grandes conciertos que éste organizaba.

Esta grabación se utilizó precisamente en el juicio por injurias que José Amor, a la sazón concejal de grandes eventos del Ayuntamiento de Benidorm, presentó contra Bernabeu en 2006 y por los que el empresario sería condenado. José Amor es el padre de la actual concejala del Centro Democrático Liberal (CDL), Gema Amor, quien abandonó su militancia y su escaño en el PP en 2011, por enfrentamientos con el ex presidente de la Generalitat Valenciana Francisco Camps.

Leopoldo Bernabeu es un periodista que montó su negocio de comunicación en la época del pelotazo urbanístico del Benidorm de los 90, en tiempos de escándalos urbanísticos y tierras míticas bajo el reinado de Eduardo Zaplana. Es ahora precisamente, casi dos décadas después, cuando se están juzgando en distintas causas a toda una trama política y clientelar, de la que los malabares procesales, dilaciones intencionadas y huidas al Caribe, salvaron entre otros al cantante Julio Iglesias y adyacentes de seguir los pasos de la Pantoja.

Periodistas y políticos de todo signo denuncian extorsiones y amenazas de Leopoldo Bernabeu utilizando su canal de TV local y su revista

El autor de estas manifestaciones -que formaron parte de al menos dos causas judiciales- gestiona a un canal de televisión local llamado Benidorm TeVé y una publicación gratuita. A parte de insultar o descalificar a periodistas de medios como Información, El País o El Mundo, y otros, uno de los más perjudicados ha sido el actual alcalde en funciones Agustín Navarro del PSPV-PSOE. Navarro ha acusado a Bernabeu abiertamente y ante los tribunales de extorsionarle, al más puro estilo hampón, con emprender una campaña de desprestigio, acoso y derribo contra él, por no darle el dinero que le pedía en forma de contratos publicitarios”. Sobre todo, señala el alcalde en funciones, Bernabeu utilizaba para sus amenazas o chantajes mensajes a través de Whatsapp. En uno de estos mensajes le amenazaba con airear en su programa de televisión información sobre su hijo”.

“Toma cuatro o cinco kilos”

La grabación no tiene desperdicio y tiene ese tufillo que impregna desde hace más de un cuarto de siglo la “honorata societa” valenciana, donde se habla con cruel naturalidad de millones de euros de dinero público, de igual modo que se hablara de reparto de caramelos: "Que yo me tenga que conformar con un intercambio de entradas, joder, cuando alguien podría venir aquí con un poquito de vista y decir: toma cuatro o cinco kilos, venga. Pecata minuta, pero ole sus cojones", dice Bernabeu a su interlocutor, el entonces gerente de la empresa Mundosenti2.
"Pá que veas si son cortos los emp [empresarios]..., los políticos de Benidorm. Sabiendo que sabemos, porque saben que sabemos, o por lo menos saben que sé, puede ser que sepamos otras cosas, coño no cuesta tanto decir, oye, vamos a ver, vete a ver a Leopoldo, hazle un buen contrato de publicidad porque el hombre se gana la vida así, y ya está, ya está, si yo no soy un mafioso".

La mención a Enrique Ortiz, actualmente imputado en varios casos de corrupción junto a los ex alcaldes de Alicante Luis Díaz Alperi y Sonia Castedo –ambos del PP-, se sustancia en las manifestaciones que Bernabeu realiza a su interlocutor, con un tono de cierta envidia hacia el constructor y contratistas público privilegiado: “Yo lo que pasa es que me jode que me tomen el pelo. Qué sentido que mi socio siga colaborando que puso cinco millones a cambio de que luego cada vez que hay una obra se la dan a Enrique Ortiz... Toma cuatro cinco kilos, venga!!!”.

La cinta concluye con otras frases en las que, además, defendía "su tarta", como así definía él dichas ganancias: "Joder, ¿pues no hay cien kilos? Me cago en Dios, no queráis ganar tanto, hostia, no te digo a ti, digo a todos, porque tú al fin y al cabo eres empresario, no queráis ganar tanto, coño, venir aquí y decirle a los medios de comunicación, ¿eh?, por lo menos a mí, yo defiendo mi tarta que para eso soy el líder, ¿me entiendes? Oye... toma, cuatro, cinco kilitos...".

En la actualidad de Leopoldo Bernabeu depende quien será el futuro alcalde de Benidorm, tras la entrada de tres nuevas formaciones al consistorio. En las pasadas elecciones locales el PP obtuvo ocho regidores, siete el PSPV-PSOE, tres Ciudadanos, tres Ciudadanos Por Benidorm, dos el CDL y Compromis otros dos concejales. Al no haber posibilidad de pactos viables el PP obtendrá la alcaldía de la ciudad como lista más votada, aunque sin mayoría.

Imagen del mensaje enviado por WhatsApp al móvil del alcalde de Benidorm.

El pasado miércoles, la Unió de Periodistes Valencians, la Asociación de la Prensa de Alicante y el resto de formaciones políticas con representación en la futura corporación de Benidorm, condenaban los ataques verbales de Bernabeu a periodistas locales a través de su canal de televisión, como medida de “extorsión”. Acusan al actual edil de utilizar sus medios de comunicación como herramienta para conseguir sus fines mediante la “difusión de informaciones acerca de su vida privada y familiar con la intención de desacreditarlos públicamente”

Más noticias en Política y Sociedad