Público
Público

Marea Blanca para exigir la acogida de personas refugiadas

Miles de personas se movilizan en Barcelona contra la política de asilo del Gobierno español.

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

Varios miles de personas se manifiestan hoy por el centro de Barcelona bajo el lema "Obriu fronteres, volem acollir" en solidaridad con los refugiados y para denunciar el papel de la UE en la gestión de esta crisis humanitaria, con motivo del Día Internacional del Refugiado que se celebra mañana. EFE/Marta Pérez

BARCELONA. Miles de personas, unas 40.000 según la entidad Stop Mare Mortum, se han manifestado la tarde del domingo en Barcelona para defender los derechos de las personas refugiadas y exigir al Gobierno su acogida. En motivo del Día Internacional por las Personas Refugiadas, el próximo lunes 20 de junio, una gran marea ciudadana ha inundado las calles del centro de la ciudad a gritos de “ninguna persona es ilegal” y “refugiadas bienvenidas”.

La protesta ha sido convocada por una cincuentena de entidades civiles, sindicatos y partidos políticos; entre las que destacaban Stop Mare Mortum y la ANC, una de tinte social y la otra nacional, al coordinarse en la repartición de cartones en forma de palomas de la paz que han teñido de blanco la comparsa ciudadana. En el reverso podía leerse: “Por un país que apueste por ser tierra de acogida y se rebele contra las injusticias y las vulneraciones de los derechos humanos que provocan desplazamientos forzosos de personas”. El Gobierno catalán, desde principios de año, se ha mostrado predispuesto a recibir a 1.800 personas de forma inmediata y a otras 4.500 a largo plazo.

Bajo el lema “Abrid Fronteras. Queremos acoger”, grupos de todas las edades clamaban desde las 18hs de la tarde -en una serie de actividades que se prolongarán hasta la noche del domingo- por la acogida de las personas refugiadas en España y Catalunya. En medio de representantes de las distintas entidades convocantes, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, han demostrado el compromiso de las instituciones catalanas por recibir a las personas refugiadas que el Gobierno del PP acordó recibir con la UE. Pero, por el momento, España solo ha permitido entrar a poco más de 150 personas de las 16.000 acordadas con la UE.

Las entidades convocantes, como han plasmado en un manifiesto conjunto, exigen al actual Gobierno en funciones que acoja a las personas refugiadas y garantice el derecho de asilo, que deje de bloquear las iniciativas de acogida y que revise la ley de asilo española “absolutamente restrictiva e injusta”. Además de exigir al Ejecutivo del PP, las organizaciones también reclaman al futuro Gobierno y a los demás estados europeos “una revocación” del pacto entre la UE y Turquía, acabar con el control de fronteras, proteger al voluntariado, vías legales y seguras de entrada, dejar de sustentar las guerras de los países en conflicto y nuevas políticas migratorias.

Más noticias en Política y Sociedad