Público
Público

Los médicos denuncian 451 agresiones en 2010

Más de la mitad de los incidentes, el 65%, se registran en la atención primaria

VANESSA PI

El doctor Ortega fue uno de los 451 facultativos que se vieron obligados a denunciar en 2010 a sus pacientes por haberles agredido, insultado o amenazado. El marzo pasado, este médico de familia de 42 años recibió varias amenazas de muerte de un paciente, toxicómano, al que se negó a recetar un psicotrópico. "Ni siquiera era paciente mío, solía venir al centro. Ese día entró varias veces en mi consulta y me dijo que si no le recetaba lo que él quería me iba a enterar", explica el doctor Ortega.

El facultativo denunció y, aunque el acusado ni siquiera se presentó al juicio, fue condenado a pagar las costas, a 600 euros de indemnización y se le impuso una orden de alejamiento del centro de salud y del domicilio del doctor Ortega. Al cabo de unos días, el condenado volvió al ambulatorio, pero los agentes de seguridad lo echaron. Afortunadamente, ahí acabó el enfrentamiento, hasta la fecha.

Hay 24 detenidos más, entre ellos dos abogados y un empresario del ocio

La Organización Médica Colegial (OMC) pretende que los casos como este salgan a la luz, que los médicos denuncien. Es el camino para erradicar el problema, aseguran. La OMC presentó hoy el informe de las agresiones que han denunciado los facultativos en 2010. Es la primera vez que un documento con datos de todos los colegios provinciales ve la luz.

La OMC insiste en que los 451 médicos que denunciaron en 2010 son sólo "la punta del iceberg". "Se denuncian muy pocas agresiones", aseguró hoy Observatorio de Agresiones, Alberto Becerra.

"Un médico no denuncia porque va a tener que seguir viendo al paciente y teme que las cosas sigan igual o vayan a peor", aseguró el presidente de la OMC, Juan José Rodríguez Sendín. "Si no se denuncia, el paciente se sube a las barbas y cada vez que vaya a consulta, aunque sea a la de otro colega, llegará a más", insiste el doctor Ortega.

El Observatorio de Agresiones nació hace poco más de un año para fomentar las denuncias y ayudar a los médicos que las sufren, con tratamiento psicológico si lo necesitan y asesoramiento jurídico, entre otros servicios. La mayor parte de las agresiones (el 65%) se produjo en la atención primaria.

Por franjas de edad, un centenar las sufrieron médicos de entre 46 y 55 años. Por otra parte, la mayoría de los agresores ni es toxicómano ni tiene antecedentes psiquiátricos, como suele pensarse. El 75% tiene perfiles diferentes e identificar cuáles son estos es uno de sus retos pendientes de la OMC.

Lo que sí se han recabado son las causas de la agresión. Por ejemplo, la mayoría, el 31%, de las agresiones se produjo por discrepar de la atención recibida. Un 13% porque no se recetó al paciente lo que quería, y un 11% por discrepancias personales. El resto se debieron al malestar por el funcionamiento del centro médico, por emitir informes no acordes con sus exigencias o por considerar que requería más tiempo de atención.

Más noticias de Política y Sociedad