Público
Público

Méndez niega tener un Rólex y haber estado en el Hotel Villa Magna

El líder de UGT niega a El Intermedio las acusaciones vertidas por la prensa de derechas

PABLO MACHUCA

El programa de LaSexta El Intermedio, entrevistó ayer martes al secretario general de UGT, Cándido Méndez, que aprovechó el encuentro con la periodista Thais Villas para desmentir algunas informaciones vertidas sobre su persona y sobre los sindicatos. 

"Este reloj tiene más de 25 años y es de una escuela de formación"

Una de las cosas que más han "dolido" a Méndez ha sido cuando le pretendieron"endilgar" un reloj Rólex que no es tal. "Este relojito", afirmó el líder sindical enseñándolo a la cámara, "tiene más de 25 años y es de una escuela de formación que se dedica a trabajos subacuáticos". 

Otra de las acusaciones que la prensa de derechas ha vertido sobre Méndez, es que frecuenta el restaurante cantonés del Hotel Villa Magna de Madrid. "Yo en el hotel Villa Magna no he estado nunca. Es más, de hecho, incluso me enteré que había siete maîtres, porque tenemos representación sindical, y dijeron que no me habían visto nunca por allí". 

"A mí me gustan los callos, no la cocina cantonesa"

"A mí me gustan los callos, no la cocina cantonesa", ha explicado Méndez, que admite que "hay quien no nos quiere ver ni en pintura". "Qué le vamos a hacer", se resigna.

Sobre las informaciones que apuntan a que los sindicatos perciben cantidades millonarias gracias a "un entramado empresarial", el líder de UGT insiste en que el sistema de representación sindical en empresas y entidades financieras, por la que los sindicatos participan en la gestión de los fondos de pensiones, "no es sospechoso, es legal, transparente y claro". 

Méndez también ha bromeado con las acusaciones que la derecha hace a las organizaciones sindicales de estar tras las manifestaciones estudiantiles de Valencia. "Yo me dedico a eso: por la noche, por el día. El caso es azuzar", dijo entre risas.