Estás leyendo: Momentos reales

Público
Público

Momentos reales

Tropiezos, bromas y enfados... Los últimos años del rey han dejado varias imágenes memorables.

PÚBLICO.ES

El patente enfado del rey Juan Carlos al reprochar a los medios de comunicación presentes en el Palacio de la Zarzuela que "lo que es gusta es matarme y ponerme un pino en la tripa (sic)" es uno más de la salida de protocolo del monarca en los últimos años.

Estos son los momentos más reales del rey:

- ¿Por qué no te callas?

Será una de las frases con la que será recordado. En 2007, durante la XVII Cumbre Iberoamericana y en medio de los intentos del presidente del Gobierno español por hablar y pedir a Hugo Chávez –que seguía defendiéndose a micrófono cerrado– que no volviese a descalificar al ex jefe del Ejecutivo, José María Aznar, se escuchó la voz del rey Juan Carlos: “¿Por qué no te callas y dejas hablar?”. Los asistentes al plenario de jefes de Estado y de Gobierno no salían de su asombro, pero mucho menos, los periodistas que desde el Centro de Prensa habían grabado nítidamente el grito tan enfadado como inusual del monarca.

 

 

"Se ve que ya..."

Abril de 2009. En el acto de entrega del Premio Cervantes al escrito Juan Marsé, el rey se saltó el protocolo y comenzó su discurso antes que la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde. Alertado del error, el monarca se llevó las manos a la cabeza, rió y dijo: "Se ve que ya...".

 

Politono familiar.

El rey también es de los que olvidan de apagar el móvil cuando se encuentra en una recepción oficial. Don Juan Carlos recibía las cartas de siete nuevos embajadores en España cuando se ha empezado a escuchar las risas de lo que, se puede intuir, era un bebé.

 

Traspiés empresarial

El rey tropieza en los premios del Círculo de Economía pierde el equilibrio al bajar la escalera. Las manos salvadores de su asistente y algunos invitados impiden el topetazo.


Buen aterrizaje

Don Juan Carlos tropezó. en la inauguración de la T3 del aeropuerto de Málaga poco antes de celebrar un discurso. El monarca logró el punto de equilibrio necesario para no caer de bruces.

 

La broma al rey que Catalunya Radio no quiso emitir.

"Al habla su majestad". Así comienza el audio de una broma realizada por el programa 'Tot és molt confús' (todo es muy confuso) de Catalunya Radio. Y efectivamente, lo siguiente que se escucha es al rey Juan Carlos I al otro lado del hilo telefónico, creyendo que conversa con el flamante president catalán Artur Mas.

Más noticias de Política y Sociedad