Público
Público

Monago promete plazas de transporte escolar ilegales

El presidente de la Junta de Extremadura logra enfrentar a padres, alumnos y a las empresas de transporte. Mientras, engrosa su lista de asesores hasta 30 eventuales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La cuestión del transporte escolar en Extremadura se ha convertido en un sálvese quien pueda desesperado para los padres y alumnos de la enseñanza obligatoria (primaria y ESO) y la post obligatoria (Bachillerato y FP). A falta de 7.000 plazas para los estudiantes de esta última etapa que necesitan desplazarse, todos los alumnos acuden cada día a las paradas de bus escolar de varios municipios extremeños para ver si hay suerte y consiguen un sitio en algún autocar que les lleve gratis al colegio, instituto o centro formativo.

El caso concreto que encendió las alarmas se dio en la localidad cacereña de Almoharín hace unos días, cuando una quincena de estudiantes de ESO se quedaron sin transporte escolar porque el autobús sólo tenía capacidad para 25 y habían sido ocupadas primero por otros estudiantes, de ESO y post obligatoria.

En el primer Pleno de la Asamblea extremeña, Izquierda Unida preguntó al presidente de la Junta, José Antonio Monago, qué pasaba con las plazas de transporte gratuito de enseñanza post obligatoria, que estaban obligando a sus alumnos a ocupar las de los estudiantes de ESO. Monago garantizó entonces que, de los siete millares necesarios, la Junta garantizaba 2.000.

Sin embargo, según ha demostrado posteriormente una circular de una de las empresas de transportes escolar de pago (CEVESA, que realiza las rutas de Plasencia), fechada en 24 de octubre, todos los estudiantes de Bachillerato y FP tendrán que pagar su plaza 'a partir del 31 de octubre' y aquellos servicios de desplazamiento a los institutos que se les realicen gratis, serán 'denunciados, paralizados e interrumpidos por los agentes de Inspección de Transportes de la Junta de Extremadura, debido al carácter ilegal de los mismos', advierte CEVESA en la circular [ver imagen inferior].

Efectivamente, los servicios de transporte para enseñanza post obligatoria los venían haciendo en los asientos libres de sus autobuses las mismas empresas que transportaban a los alumnos de primaria y secundaria. Ahora, sin embargo, se enfrentan a las denuncias de sus compañeros del sector, que tendrán que prohibirles el acceso y abocarles a pagar los abonos transporte, cuyo importe asciende a una media de entre 700 y 1.000 euros al año y por alumno.

Cargarse la educación pública

La medida pionera de acceso al transporte gratuito de los estudiantes de post obligatoria se inauguró en el curso 2008-2009, cuando el equipo del ex presidente Guillermo Fernández Vara entendió tras diversos informes que muchos jóvenes extremeños no tenían la posibilidad de continuar su ciclo formativo sólo por no poder costearse el transporte entre sus municipios y los institutos. Desde entonces, se ha pasado de 4.000 a 7.000 alumnos inscritos en Bachillerato y FP con necesidad de desplazamiento escolar.

Los alumnos de Bachillerato y FP han de pagar entre 700 y 1.000 euros años por el transporte

El Grupo Socialista del Parlamento regional ha denunciado esta 'mentira' de Monago que, además, supone un enorme retroceso en materia de 'equidad y calidad' de la educación pública. Ahora, advierte Luciano Fernández, portavoz de Educación en la Asamblea, '¿quién de estos municipios sin centros va a poder continuar sus estudios al acabar la ESO? Los pudientes'. Se refiere el del PSOE a aquellos cuyas familias puedan costear el transporte a sus hijos, algo que, precisamente, y en la coyuntura económica actual, 'se ha vuelto especialmente complicado'. La tasa de paro en Extremadura está en el 33%, la segunda más alta de las Comunidades Autónomas (la primera es Andalucía, con un 35%), según datos de la EPA de septiembre.

Para Fernández, la trampa de Monago con el transporte escolar no es sólo una cuestión de recortes. 'Es un hecho concreto que ilustra a la percepción una pretensión ideológica: cargarse la educación pública' a base de ir impidiendo su acceso a los jóvenes con menos recursos. Mientras tanto, señalan desde el mismo Grupo Parlamentario, el jefe del Ejecutivo de Extremadura se dedica a engordar su nómina de asesores (tiene en Presidencia 30 de los 85 puestos eventuales). Los últimos 15 nuevos cargos de confianza de Monago (con sueldos entre 50.000 y más de 70.000 euros al año) se publicaron el pasado 4 de octubre en el Diario Oficial de Extremadura (DOE) [ver documento adjunto].

Más noticias en Política y Sociedad