Público
Público

Mallorca Diez muertos y un niño desaparecido por las fuertes lluvias en Mallorca

El menor, de cinco años, quedó atrapado en el coche de su madre, que murió en la riada. La hermana, de siete años, se salvó Hay más de un centenar de personas desplazadas de sus domicilios y realojadas.

Publicidad
Media: 3.33
Votos: 6

Vista de una calle de la localidad de Sant Llorenç des Cardassar (Mallorca), durante las inundaciones y el desbordamiento de torrentes.- EFE

Diez personas han muerto y al menos un niño permanece desaparecido tras las lluvias torrenciales que en la noche de ayer anegaron varias localidades de la comarca de Levante de la isla de Mallorca, donde se desbordaron varios torrentes provocando así enormes riadas que causaron, además numerosos daños materiales. Las lluvias dejaron 230 litros por metros cuadrado y un rastro de devastación en esta zona de la isla ubicada a 60 kilómetros de Palma, la capital. 

En estos momentos tan sólo queda una persona desaparecida, según los servicios de emeregencia de Illes Baleares. Se trata de un niño de cinco años. Su madre es una de las víctimas mortales, aunque pudo salvar a su hija, de unos siete años de edad y hermana del pequeño desaparecido, antes de ser arrastrada por la corriente.

Además, una de las víctimas mortales, encontrada este miércoles mañana por los equipos de rescate sigue sin ser identificada. Ente el resto de víctimas, dos han sido halladas en S'Illot, una en Artà, otra persona en Son Servera y cuatro en Sant Llorenç, el municipio más afectado por las lluvias torrenciales.

El exalcalde de Artà, Rafael Gili, de 71 años, de la extinta Unió Mallorquina, murió ahogado en esa localidad, de la que fue regidor en dos periodos, entre 2004 y 2005 y en la legislatura 2007-2011. 

Además de las víctimas mortales y los desaparecidos, 37 personas han recibido asistencia sanitaria, de las cuales dos personas permanecen ingresadas, heridas en estado no grave en el Hospital de Manacor. Hay más de un centenar de personas desplazadas de sus domicilios y realojados, ha informado la Guardia Civil.

Un total de 630 personas entre militares, policías, bomberos, psicólogos y otro personal de emergencias trabajan sobre el terreno en la zona afectada buscan a los desaparecidos, a los que se suman más de un centenar de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

La gravedad de los sucesos acaecidos la pasada noche en Mallorca han motivado que se desplacen hasta la zona el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del PP, Pablo Casado, para visitar la zona afectada por las riadas y expresar su solidaridad a las autoridades y a los familiares de las víctimas.

"El Gobierno no les va a dar la espalda", ha insistido el jefe del Ejecutivo, quien ha explicado que mañana, jueves, mismo el Consejo de Ministros iniciará los trámites para la declaración de zona catastrófica y la inmediata puesta en marcha de las ayudas económicas.

Según ha informado el Palacio de la Moncloa, los ministerios de Interior y Política Territorial y el Govern de las Islas Baleares presentarán este jueves un informe al Consejo de Ministros evaluar el alcance de las pérdidas humanas y materiales y tomar las medidas urgentes necesarias ante los "terribles daños" sufridos en la isla.

El Govern balear ha guardado a mediodía un minuto de silencio en el Consolat de Mar, sede del ejecutivo autonómico, en recuerdo de los fallecidos, al igual que el Congreso de los Diputados.

Asimismo, el Ejecutivo balear celebra esta tarde a las 17.00 horas un Consell de Govern extraordinario para decretar tres días de luto y para pedir al Gobierno central la declaración de zona catastrófica. 

El tenista Rafael Nadal ha ofrecido las instalaciones de su centro deportivo en Manacor para "todos los afectados que necesiten alojamiento", ha comunicado el jugador en las redes sociales.

El Polideportivo Miguel Ángel Nadal, en la localidad mallorquina de Manacor, acoge a las personas afectadas por las fuertes lluvias caídas en la localidad mallorquina de Sant Llorenç des Cardassar. EFE/Atienza

"Cóctel perfecto"

Las condiciones que ayer, martes, se produjeron en Mallorca formaron un "cóctel perfecto" que desencadenó esta situación catastrófica, según la Agencia Estatal de Meteorología, que ha señalado que unas condiciones similares sólo suelen producirse cada ochenta años.

El portavoz de la Aemet Rubén del Campo ha explicado a EFE que se produjeron unas lluvias "intensas, torrenciales y persistentes", pero ha precisado que fueron también muy localizadas en un punto muy concreto, ya que en Sant Llorenç cayeron más de 200 litros por metro cuadrado en menos de seis horas y en Manacor, a sólo ocho kilómetros, apenas 23. De hecho, las estaciones meteorológicas de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en las localidades de Artà-Colònia de Sant Pere y Artá, situadas en la comarca de Levante de Mallorca, registraron este miércoles 232,8 y 157,4 litros de agua por metro cuadrado, respectivamente.

Según datos de la Aemet, en la localidad mallorquina de Son Servera, que dista unos nueve kilómetros de Sant Llorenç y también situada en una zona más elevada, se recogieron hasta 97,2 litros por metro cuadrado. En este municipio, a primera hora de esta mañana fue encontrada una sexta víctima mortal.

Tras conocer las previsiones meteorológicas para las próximas horas, la Dirección General de Protección Civil ha decidido mantener la alerta por lluvias y tormentas en Baleares y en las provincia de Barcelona, Gerona y Málaga.

900 600 112, el número habilitado por 112

El 112 en Baleares ha habilitado el número de teléfono 900 600 112 para atender a los afectados y está también operativo para quienes quieran aportar información sobre los incidentes.

La Unidad Militar de Emergencias (UME) ha desplazado hasta Mallorca un centenar de efectivos, ocho vehículos, una embarcación, tres helicópteros y tres perros de rastreo para sumarse a las labores de auxilio.

Según ha informado la UME en su cuenta de Twitter, a primera hora de la madrugada partió de Valencia un barco con 18 militares que transporta asimismo 8 vehículos todoterreno y una embarcación que se incorporarán al dispositivo desplegado en el Levante mallorquín por los cuerpos de seguridad y emergencias civiles.

A primera hora de la mañana despegó hacia Mallorca un avión Hércules con 90 efectivos y tres perros adiestrados para búsqueda de personas. A ello se suman tres helicópteros para realizar tareas de rastreo y asistencia desde el aire.

Estas riadas constituyen una de las tragedias más graves causadas por lluvias en los últimos 25 años en España.