Público
Público

Un policía para maltratadas, condenado por agresor

El agente local de Santander ha sido condenado por maltratar a su ex novia 

PÚBLICO

Un policía local de Santander ha sido condenado por maltratar a su ex novia cuando estaba destinado en la oficina de atención a mujeres maltratadas en Cantabria. En sentencia firme, la Audiencia Provincial de Cantabria le sanciona con 118 días de trabajos a la comunidad y una multa de 90 euros por tres delitos de violencia de género.

El agente, Juan José G. O., al que se retiró de la oficina tras la denuncia, esperó a su ex novia a la salida de un restaurante de Santander en septiembre de 2004 y le exigió que le siguiera en su coche porque quería hablar con ella. La mujer, con la que había roto la relación dos años antes, accedió, ya que el policía la amenazó con estrellar su vehículo con el de ella. Al llegar a un descampado cercano, iniciaron una conversación y el agente la golpeó e insultó, según consta en la sentencia de la Audiencia.

Al día siguiente, el acusado acudió al domicilio de la víctima en Muriedas (Camargo), donde intentó entrar a la fuerza, pero finalmente fue la mujer quien le permitió el paso para evitar daños mayores. En el interior, Juan José le pidió una carpeta con fotos y efectos personales y, ante la negativa de la mujer, la golpeó. Por la tarde, el agente la llamó y acordaron verse en una calle cercana para que le entregara dichos objetos personales. En el lugar de la cita, el agente la volvió a golpear, provocándole contusiones y hematomas en el cuerpo.

El Ayuntamiento, que le retiró del servicio de atención a víctimas de malos tratos tras la denuncia y lo trasladó a la policía de distrito, le abrirá “inmediatamente” un expediente sancionador, manifestó ayer el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna. El condendado, al que se le limitó la tendencia del arma reglamentaria, podría ser ahora apartado definitivamente del servicio por una infracción considerada muy grave.

Más noticias