Público
Público

El PSOE avala que se retrase la edad de jubilación a los 67 años

Los barones socialistas apoyan la reforma de las pensiones de Zapatero aunque reconocen que puede costar la confianza de los sindicatos y los ciudadanos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Partido Socialista ha avalado hoy la propuesta de retrasar las pensiones hasta los 67 años, planteada por el Ejecutivo. En la reunión del máximo órgano del PSOE entre Congresos, los socialistas han considerando que la reforma es 'razonable' y han asegurando que se buscará el consenso.

Este ha sido el asunto central de la reunión que sólo de pasada ha abordado el proceso para la instalación de un almacén temporal de residuos nucleares y que no ha dedicado ni un minuto a la posibilidad de que Zapatero vuelva a ser el candidato socialista en las elecciones generales de 2012.

Los barones socialistas y la mayoría de intervinientes en la reunión (un total de 29) han respaldado la iniciativa del Gobierno de abrir el debate para la reforma de las pensiones, y sólo ha habido contestación por parte de los dos integrantes de Izquierda Socialista por entender que puede costar la confianza de los sindicatos y de los ciudadanos.

Pero lo que han querido dejar claro todos los que han apoyado a Zapatero es que el aumento de la edad de jubilación a los 67 años así como el resto de reformas previstas no es una imposición, sino una propuesta de partida que ahora debe ser analizada por partidos y agentes sociales.

Ante ese proceso, el presidente del Gobierno ha prometido consenso, ha destacado que ha actuado pensando en las generaciones futuras y ha recalcado que lo ha hecho por responsabilidad, ya que podría haber mirado para otro lado y dejar el problema para años venideros.

Zapatero ha defendido asimismo el duro recorte de gasto público aprobado ayer, ha pedido a sus compañeros de partido que tengan el 'temple necesario' para explicar las decisiones de política económica adoptadas y les ha adelantado la intención de redactar una ley de participación institucional de los sindicatos.

El presidente extremeño, Guillermo Fernández Vara, ha defendido la responsabilidad del Gobierno de 'mover ficha' ante el 'gravísimo problema demográfico existente', y el lehendakari, Patxi López, ha apostado por desarrollar un debate tranquilo y sereno sobre este asunto.

De 'valiente' ha calificado la propuesta el presidente castellao-manchego, José María Barreda, mientras que el presidente asturiano, Vicente Álvarez Areces, a pesar del respaldo, ha advertido de que no se pueden provocar fracturas con los agentes sociales, a quienes ha calificado de 'los mejores aliados'

Por su parte, el presidente andaluz, José Antonio Griñán, ha defendido la reforma porque ha considerado que consolida el sistema de pensiones. Griñán ha aprovechado para garantizar a Zapatero que el PSOE sigue fuerte en Andalucía y que ésta es la Comunidad desde la que más votos van a seguir llegando al PSOE, que hoy ha obviado debate alguno sobre la candidatura para los comicios generales de 2012.

Zapatero sólo ha aludido a este asunto en tono de broma y provocando la sonrisa de sus compañeros cuando ha dicho que, por responsabilidad, ha decidido afrontar la reforma de las pensiones en vez de dejar el asunto para 2020 cuando él ya no estará en la Presidencia del Gobierno

En el transcurso de la reunión sólo el alcalde Getafe, Pedro Castro, se ha limitado a señalar que Zapatero va a ser el candidato y que la sucesión es un falso debate, mientras que el extremeño Ramón Ropero ha tomado la palabra para asegurar que el actual secretario general es el mejor candidato para las elecciones municipales, autonómicas y generales.

El presidente del Gobierno ha aprovechado para lanzar alguna andanada dialéctica contra el PP y su líder, Mariano Rajoy, al acusarle de caer en tentaciones populistas, de estar demostrando su inconsistencia y de incurrir en una 'incoherencia diaria'.

Más noticias en Política y Sociedad