Público
Público

Rafael Moral: "Han dado oxígeno a un homófobo"

Sizzla, cantante homófobo, actuará en Santiago este viernes pese a un intento de boicot que ha tirado por la borda todo el trabajo de las asociaciones de gays para suspender su concierto

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El concierto que el cantante jamaicano Sizzla, casi más conocido por sus letras homófobas que por su música reggae, va a ofrecer este viernes en Santiago de Compostela va a ser recordado durante mucho tiempo por toda la polémica y división que ha generado en la capital gallega.

En los últimos días varias asociaciones de Gays, lesbianas y transexuales, encabezadas por Colega, se habían movilizado para impedir que actuara en la Sala Capitol de Santiago este jamaicano que defiende que hay que matar a 'un maricón' y sentirse 'orgulloso' por ello. Este artista ya había sido retenido en Madrid debido a una orden dictada en Alemania por incitación a la comisión de crímenes de odio. Casi lograron la anulación. Después de remover todos los cauces institucionales a su alcance (ayuntamiento, subdelegación del Gobierno, partidos políticios, seguridad ciudadana, etc) y de llevar a cabo una gran presión mediática, a las 16:30 horas de la tarde saltaba la noticia de que el concierto de Sizzla se suspendía. Así lo anunciaba, en principio, a través de un comunicado la sala donde iba a tener lugar el evento.

'Nosotros estábamos ya celebrándolo porque no es admisible que un homófobo y misógino se suba a un escenario. Hasta difundimos un comunicado anunciando la suspensión', relata Rafael Moral, presidente de Colega a Público.es. Pero poco después de las 19:30 portavoces de la sala Capitol y la promotora Sweet Nocturna, una de las organizadoras del concierto, desmentían a EFE la cancelación. Pero esa no fue la mayor sorpresa: la portavoz de Sweet Nocturna denunciaba además un 'intento por suplantar la identidad' de la Sala Capitol, un boicot en toda regla: Capitol en ningún momento se planteó suspender el concierto; alguien se había hecho pasar por ellos y había redactado un falso comunicado. A partir de ese momento sobrevino el caos.

'La tarde ha sido bastante caótica. Un gracioso ha tirado por la borda todo nuestro trabajo', señaló a Rafael Moral, muy enfadado. 'Estamos muy fastidiados. He tenido que aguantar que me llamen fascista y totalitario; hemos trabajado sin descanso agotando las vías institucionales y legales y cuando estaban ya sin oxígeno, en la UCI, aparece un gilipollas antisistema y nos lo fastidia todo. Ahora los organizadores aparecen como víctimas y de manera interesada estan culpando al movimiento gay'. El presidente de Colega cree que el 'gracioso' pertenece al movimiento antisistema y que ha podido salir del entorno de la asociación Maribolheras Precarias.

Colega ahora tiene las manos atadas: no acudirá a la manifestación que está convocada antes del concierto para protestar. 'No podemos hacerlo. Nosotros, que siempre hemos defendido la legalidad, no tenemos más remedio que solidarizarnos con la sala, no podemos ponernos del lado de los antisistema', dijo Moral, para quien 'las cosas siguen siendo iguales': Sizzla sigue siendo un homófobo al que algún 'listillo'ha dado oxígeno. Además ya se está convocando en la ciudad una contramanifestación de antisistemas, por lo que Moral a abogó por que no relajen las medidas policiales. 'Por ahí no vamos a pasar'.

Moral anunció a Público.es que van a investigar hasta dar con el culpable y denunciarle. 'Santiago es muy pequeño y la gente tiene la boca muy grande', afirmó. En cualquier caso, activistas de Colega entraran al concierto para ver qué canta Sizzla y denunciarle eventualmente por un delito de fomento de la homofobia y del odio.

Al otro lado del teléfono, a Moral se le notaba enrabietado y dolido por la situación. Lamentó no sólo el boicot a la Sala sino la poca colaboración de las fuerzas políticas representadas en el Concello de Santiago, de todas menos del PP. 'Son los únicos que han hecho algo. Manda narices', decía Moral, entristecido porque el pleno municipal había rechazado el jueves por la tarde la moción presentada precisamente por los conservadores para anular el concierto.

Más noticias en Política y Sociedad