Público
Público

Rajoy insiste en que mantendrá abierta Garoña al menos hasta 2019

El líder del PP se ampara en las recomendaciones del Consejo de Seguridad Nuclear

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PP sigue manteniendo la cautela a la hora de hablar sobre energía nuclear. Ayer, su líder, Mariano Rajoy se defendió de las críticas que ha recibido. 'Nuestra posición es exactamente la misma que la del PNV, la de CiU y la del PSOE que votamos en un artículo de la Ley de Economía Sostenible', explicó.

Rajoy, que no aclaró su postura, sostuvo que es 'la misma de siempre' y se sirvió de su pacto en el Congreso para fabricarse un escudo: 'Aquí hay un consenso nacional del que forman parte los socialistas y los partidos nacionalistas más importantes'. Reconoció que ahora tiene en cuenta lo ocurrido en la central de Fuku-shima en Japón y que, por eso mismo, reclama, al igual que la Unión Europea, 'un gran esfuerzo para garantizar cada vez más la seguridad de las centrales nucleares'.

Expresa su 'respeto' por la decisión de la canciller Merkel pero no la valora

El líder de la oposición fue ayer a Pamplona (Navarra) con todos los miembros de su Comité de Dirección, excepto María Dolores de Cospedal, para apoyar a su candidato a la Presidencia Foral, Santiago Cervera. Tras el encuentro, ofreció una rueda de prensa, algo que habitualmente no hace en Madrid.

En esta se le preguntó si pensaba mantener abierta la central de Garoña (Burgos) si llega el Gobierno, tal y como prometió hacer en su día. 'Nosotros estamos como hemos estado siempre, a los técnicos y a lo que diga el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN)', comentó. Este organismo realizó un informe en el que aseguraba que la planta podía funcionar hasta 2019. El Gobierno socialista tiene previsto su cierre en 2013 pero, si el PP gana las próximas elecciones generales, de las palabras de Rajoy se concluye que su periodo de vida se alargará considerablemente.

Durante su exposición, Rajoy prefirió no entrar a fondo en el debate y no habló de construir nuevas centrales, consciente del rechazo que suscita esta iniciativa. Hace unos días, el PSOE le retó a pronunciarse sobre este asunto a tenor del estudio presentado por la macrofundación ideológica de José María Aznar en la que se abogaba abiertamente por ello. Pero Rajoy no se pronunció.

Se siente 'orgulloso' del Estatuto andaluz y dice que volvería a votarlo

El dirigente conservador, hasta hace unos días confeso pronuclear, tampoco quiso valorar la decisión de la canciller alemana, Angela Merkel, quien ha dictado una moratoria de tres meses para la ley que prolonga la vida de las centrales. El líder del PP sólo expresó su 'absoluto respeto' hacia la dirigente europea que más pone como ejemplo en todos sus discursos.

Rajoy también se refirió al Estatuto de Andalucía después de que hace unos días se declarara inconstitucional la parte referente al Guadalquivir. El presidente del PP dijo que acataba la sentencia pero aseguró que se sentía 'orgulloso' de haberlo votado. Rechazó comparaciones con el Estatut de Catalunya porque explicó que en el andaluz sólo se ha echado para atrás un artículo mientras que en el catalán fueron varios.

Prefiere no hablar sobre la posibilidad de renunciar a parte de su sueldo

Con el líder del PP de Andalucía, Javier Arenas, presente y bien atento a sus palabras, Rajoy mantuvo que el Estatuto andaluz le parecía 'muy buena norma'. 'Yo estoy muy contento por haber votado a favor y volvería a hacerlo. Creo que es un marco magnífico para que un nuevo Gobierno de Andalucía haga las cosas infinitamente mejor de lo que se están haciendo', insistió.

En la rueda también hubo quien quiso saber si Rajoy se plantea una reducción de los sueldos de sus dirigentes después de haber dicho en una entrevista en El Correo que hay 'que trabajar unas poquitas horas más y cobrar un poquito menos'. El PSOE le pidió que él y Cospedal, que cobra más de 240.000 euros anuales, dieran 'ejemplo'. 'No tengo nada que decir', señaló. 

Más noticias en Política y Sociedad