Público
Público

Aborto Noruega aprueba la primera restricción del aborto en cuatro décadas

El Parlamento noruego aprobó este viernes un proyecto de ley para dificultar los abortos selectivos con varios fetos. La modificación legal, que se votó pasada la medianoche tras un debate de varias horas, fue apoyada por 105 diputados frente a 64 que se posicionaron en contra.

Publicidad
Media: 2
Votos: 2

La Primera Ministra de Noruega, Erna Solberg. Håkon Mosvold Larsen/NTB/EP

El Parlamento noruego (Storting) aprobó este viernes un proyecto de ley para dificultar los abortos selectivos con varios fetos, una medida restrictiva que constituye la primera reforma de la legislación en ese área en cuatro décadas.

La modificación legal, que se votó pasada la medianoche tras un debate de varias horas, fue apoyada por 105 diputados frente a 64 que se posicionaron en contra, ya que el Gobierno de centroderecha hizo valer su mayoría absoluta y contó además con el respaldo de diputados del opositor Partido Centrista.

La reforma es uno de los puntos incluidos en el acuerdo anunciado en febrero para ampliar el gobierno de la conservadora Erna Solberg con una formación más, el Partido Democristiano, que quería introducir medidas aún más restrictivas contra el aborto.

La potestad de decidir en abortos selectivos con varios fetos era exclusiva de la mujer, dentro de las primeras doce semanas de embarazo, pero ahora todos los casos serán tratados por una comisión especial, que es la que tendrá la última palabra.

La ley ha estado envuelta por la polémica y ha provocado varias protestas públicas

Que la mujer sufra una enfermedad grave, el número de niños que ya tenga a su cargo, la edad de la embarazada o la situación familiar serán factores que tendrán peso a la hora de decidir si se permite un aborto selectivo.

Durante la discusión parlamentaria, la izquierda mostró su temor a que este sea un primer paso para cercenar el derecho a decidir de las mujeres y aludió a la reciente prohibición del aborto en Alabama (Estados Unidos).

Los impulsores de la modificación legal rechazaron las acusaciones, además de señalar que se trata de un caso muy específico y que era necesaria una clarificación.

La reforma ha estado envuelta por la polémica y ha provocado varias protestas públicas los últimos meses delante de la sede del Storting, que se volvieron a repetir ayer.

La manifestación en Oslo el pasado 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, tuvo como lema principal "Defiende el derecho a abortar, elimina las comisiones".

En los últimos tres años se han practicado en Noruega 38 abortos selectivos en casos en los que había varios fetos.