Público
Público

El aguacate se cuela entre Trump y su muro 

Ante las últimas amenazas del mandatario de cerrar la frontera entre EEUU y México, procesadores y mayoristas han comenzado a acumular la preciada fruta que se usa para hacer el popular guacamole. Los precios han subido cerca de un 50% en sólo una semana. México exporta el 80% de los aguacates que se consumen en EEUU, 900.000 toneladas en 2018.

Varias piezas de aguacate en un mercadillo de Ciudad de México. - REUTERS

Stefanie Eschenbacher (REUTERS)

Las amenazas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de cerrar su frontera sur con México están afectando a lo que algunos podrían argumentar que es el punto más delicado en la relación bilateral: los aguacates.

Ante el temor de que un bloqueo en la frontera impida que México exporta el 80% de los aguacates que consume Estados Unidos, los procesadores y mayoristas han comenzado a acumular la preciada fruta que se usa para hacer el popular guacamole. Los precios del aguacate han subido casi un 50% en la última semana solo como consecuencia de este aumento en las compras.

Stefan Oliva, analista principal de investigación de Gro Intelligence, que recopila y analiza datos agrícolas, asegura que los "gerentes de compras, mayoristas y procesadores" están "clamando" por los aguacates en caso de que la frontera se cierre antes de la celebración mexicana del Cinco de Mayo.

Estados Unidos importó casi 2.100 millones de dólares en aguacates de México en 2018, o más de 900.000 toneladas, revela Oliva. La cifra es aproximadamente diez veces el valor de los aguacates que compra al resto del mundo y más de diez veces lo que Estados Unidos produce actualmente, según muestran los datos de Gro Intelligence.

"Incluso esas amenazas tan vagas son suficientes para asustar a los mayoristas y procesadores que dependen de los consumidores", comenta Oliva. "Si hay un cierre de la frontera, tendrán que evitarla y pagar una prima extrema". Oliva explica que esta dependencia de un solo país, México, crea una situación en la que "muchos de estos gerentes de compras, mayoristas y procesadores reivindican cualquier tipo de aguacate que puedan adquirir en este momento en el raro caso de que la frontera se cierre".

Trump dio un paso atrás el martes en su amenaza de cerrar su frontera con México ante la presión de compañías que temen la medida provoque un caos en las cadenas de suministro. Sin embargo, el miércoles volvió a la carga. La medida podría afectar millones de intercambios y miles de millones de dólares en comercio.

David Magaña, analista especializado en alimentos y agronegocios en Rabobank, comenta que había observado una subida del 44% en el precio de los aguacates durante la semana pasada, y que los precios podrían subir aún más. "Si la frontera se cierra, eso es un terreno totalmente inexplorado", dice. "Los precios se pueden incrementar considerablemente", añade.

Alejandro Saldaña, economista jefe de Ve Por Más, un banco mexicano que se especializa en préstamos al sector agrícola, argumenta que un cierre de la frontera podría afectar también a otros productos. "Podríamos ver consecuencias en la integración industrial que hay entre México y Estados Unidos", asegura Saldaña. "Es posible que haya interrupciones en las manufacturas, particularmente porque muchos productos entran cruzando la frontera", concluye.

Más noticias de Internacional