Público
Público

Al Bagdadi El líder del Estado Islámico no arroja la toalla, a pesar de los reveses

Un nuevo audio difundido esta semana por el Estado Islámico, que algunos expertos consideran auténtico, confirma que el califa al Bagdadi continúa vivo, probablemente en algún punto de la región desértica que hay entre Siria e Irak. El califa habla durante casi una hora sobre cuestiones de actualidad y pide a sus seguidores que sigan cometiendo atentados en Occidente.

Publicidad
Media: 3.25
Votos: 4

La sombra de un hombre armado vista sobre una pintada con el símbolo del Estado Islámico.REUTERS/Alaa al-Marjani

El Estado Islámico difundió este jueves un nuevo audio de Abu Bakr al Bagdadi, el primero desde septiembre de 2017, en el que el autoproclamado califa del Estado Islámico llama a sus seguidores a continuar por la senda ofensiva de los últimos años, a pesar de los duros reveses sufridos desde su apogeo en 2014. Desde entonces, el EI ha perdido más del 90 por ciento del territorio que llegó a ocupar en Irak y Siria.

El audio dura algo más de 54 minutos y fue divulgado por una fundación alineada con el EI, lo que indica que muy probablemente es auténtico. Esto significa que las varias versiones que se han dado en el último año sobre la muerte de al Bagdadi no se corresponden con la verdad y que el califa continúa vivo y en paradero desconocido, probablemente en alguna región desértica cercana a la frontera entre Irak y Siria.

Al Bagdadi solo ha hecho una aparición pública en los últimos cuatro años, en una mezquita de Mosul, pero se ha comunicado con sus seguidores en todo el mundo a través de grabaciones ampliamente difundidas por los medios de comunicación occidentales.

El líder del Estado Islámico, Abu Bakr al Bagdadi. REUTERS

En el último audio, el califa felicita a los musulmanes con motivo de la Fiesta del Cordero que se celebra estos días, y congratula a sus seguidores que han ejecutado atentados en Canadá y Europa últimamente, a los que llama “leones negros”. También pide a los suyos que utilicen bombas, cuchillos y vehículos para sembrar el terror en Occidente.

Elogia la dedicación de los “soldados del califato” en distintas partes de Siria, incluida Damasco, Alepo, Idlib y Raqqa, ciudades donde había una presencia notable de yihadistas, pero al mismo tiempo reprocha a los yihadistas del sur de Siria que no se comportaran como era de esperar.

Critica a los yihadistas que han protagonizado uno de los episodios más extraños en los siete años de guerra de Siria, donde ciertamente ha habido episodios sumamente extraños: la presencia de yihadistas del Estado Islámico en la frontera con Israel, donde han estado varios años sin hacer prácticamente nada y que recientemente se rindieron al ejército del presidente Bashar al Asad. Esos yihadistas del Estado Islámico, al igual que otros yihadistas de la antigua al Qaeda en la misma zona, en ningún momento atacaron a Israel ni Israel les atacó.

Muy significativo es el llamamiento que al Bagdadi hace a sus seguidores para que combatan a los chiíes, a quienes muchos sunníes radicales consideran enemigos. De hecho, una parte considerable de los ataques y atentados realizados por los yihadistas sunníes han tenido como objetivo a los chiíes, principalmente en las zonas de contacto, como es Bagdad, la capital de Irak.

También arremetió contra los regímenes sunníes de Oriente Próximo que en algún momento han combatido contra el Estado Islámico. Al Bagdadi considera que esos regímenes, como el de Arabia Saudí, a los que llama “apóstatas”, son corruptos y algún día serán apartados del poder por los buenos musulmanes. No obstante, algunos de esos regímenes sunníes apoyaron a los yihadistas generosamente con armas y dinero en la guerra contra el gobierno de Damasco.

Pedía a sus seguidores que atacaran a los “medios de comunicación de los infieles”.

El contenido del último audio no es muy distinto del contenido del audio anterior, que se difundió de la misma manera a través de la fundación al Furqan. En aquel audio de septiembre de 2017, que duraba 46 minutos, al Bagdadi pedía a sus seguidores en Occidente que realizaran todo tipo de ataques para sembrar el terror, y que “quemaran” a los enemigos, en alusión a los bombardeos intensos que el Estado Islámico sufría entonces de la coalición liderada por Washington en Siria e Irak.

En el mensaje de 2017, al Bagdadi también consagró algunos minutos a arremeter contra los medios de comunicación occidentales que, en su opinión, tergiversan los hechos que ocurren sobre el terreno y confunden a la población occidental. El califa pedía a sus seguidores que atacaran a los “medios de comunicación de los infieles”.

En los cuatro años que por ahora ha durado el califato, los yihadistas han atacado varios medios de comunicación europeos, pero especialmente han atacado a periodistas de medios de comunicación sirios afines al gobierno de Damasco.

En el comunicado de esta semana, al Bagdadi se refiere a la disputa que enfrenta al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Esto, y la alusión a la fiesta del Cordero, significa que el mensaje se grabó recientemente.

Según el califa, Estados Unidos “atraviesa por el peor momento de toda sus existencia” y compite con Rusia por la hegemonía en Oriente Próximo. Los bombardeos de la aviación estadounidense han sido decisivos para expulsar al Estado Islámico de grandes extensiones de Siria e Irak, aunque ahora la actividad militar de los estadounidenses es mucho menor.