Público
Público

La torre de control perdió el contacto con los pilotos 20 minutos antes del accidente 

La 'caja negra' recuperada del avión de Germanwings que se estrelló en Los Alpes con 150 personas a bordo está dañada pero podrá ser analizada. Se trata del registrador de voces en cabina, que ya está siendo analizado en París.Los equipos de rescate reanudan la búsqueda de los restos.

Publicidad
Media: 4
Votos: 3

Fotografía facilitada por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Alemania de restos del Airbus320, que operaba la compañia alemana Germanwings y que ayer se estrelló en los Alpes Franceses con 150 personas a bordo. / EFE

El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, reconoció este miércoles que la caja negra del avión de la aerolínea Germanwings que se estrelló ayer en los Alpes franceses está dañada pero dijo que será posible analizarla.

En una entrevista a la emisora RTL, el ministro indicó que va a ser posible reconstituir los datos de esa caja, la que graba las conversaciones de los pilotos, para tratar de esclarecer lo sucedido.

La torre de control de la localidad francesa de Aix-en-Provence, en el sur del país, pudo hablar por última vez con la cabina a las 10.30 horas en un momento en que el avión se encontraba a 11.400 metros de altitud

La caja negra encontrada ayer por la tarde, según Cazeneuve, ha sido enviada ya a París al organismo francés de Investigación de Accidentes (BEA), que ya está analizando su contenido. Las autoridades francesas esperan que a lo largo del día se intensifique la investigación y puedan conocerse al menos los primeros datos.

El secretario de Estado francés de Transportes, Alain Vidalies, explicó en declaraciones a la emisora Europe 1 que la caja será probablemente evaluada en dos fases: "Si hay voces humanas, muy rápidamente. Luego se trata de analizar los ruidos, eso puede requerir varias semanas".

Según Vidalies, aunque no haya conversaciones en la última media hora, se podrán estudiar los sonidos registrados en la cabina, pero ese es un proceso "mucho más preciso y más largo" que puede tomar "semanas o meses".

 

El responsable insistió en que todas las hipótesis siguen abiertas, incluida la de un atentado terrorista, aunque sí se ha descartado que el aparato explotase en pleno vuelo.

"Tenemos un descenso durante ocho minutos en silencio, ese es uno de los misterios. A las 10.31 (09.31 GMT) se produjo el último contacto. No es un descenso muy rápido, sino casi normal", explicó Vidalies.

Otra ministra del gabinete de Hollande, Ségolène Royale, ha revelado que el contacto los pilotos del avión de Germanwings se perdió a las 10.31 horas, unos 20 minutos antes del accidente.

Según Royal, la torre de control de la localidad francesa de Aix-en-Provence, en el sur del país, pudo hablar por última vez con la cabina a las 10.30 horas en un momento en que el avión se encontraba a 11.400 metros de altitud.

Los controladores, tal y como afirmó Royal en la emisora RMC, indicaron a los pilotos que mantuvieran ese nivel de vuelo y que se pusieran en contacto con la torre posteriormente, y recibieron la confirmación desde la cabina.

Un minuto después, no obstante, el avión comenzó a descender sin autorización, y los pilotos, según la ministra, no respondieron a la llamada de los controladores cuando estos les preguntaron por la pérdida de altura.

A las 10.40 horas, el avión, a 2.000 metros de altitud, desapareció de los radares, y nueve minutos después helicópteros del pelotón de alta montaña de la localidad de Jausiers, un caza Mirage 2000 y un avión de suministro despegaron en su busca para ver qué sucedía.

El dispositivo desplegado, según su relato, encontró a las 11.10
los restos del aparato, que se estrelló contra el macizo de los Trois Evêches
, en el departamento francés de Alpes de Haute-Provence.

Labores de rescate

Mientras tanto, los equipos de rescate retomaron al amanecer de la búsqueda de los restos del avión. A partir de las 7.00 horas de la mañana se puso en marcha la maquinaria en la localidad de Seyne-les-Alpes, a pocos kilómetros del lugar del accidente y centro operativo de la operación de búsqueda y rescate. Primero salieron los vehículos y a partir de las 8.00 horas despegaron los helicópteros que intentarán a la zona del accidente.

Las autoridades francesas descartan "casi por completo" poder recuperar hoy cuerpos de los fallecidos en el accidente del avión

Sin embargo, dado lo escarpado de la zona, en plena montaña, y lo abrupta que es la ruta hasta los restos del avión, una columna de gendarmes ha retomado la ruta a pie hacia el lugar, después de que por la noche tuviera que detenerse a causa de la nieve y de la falta de visibilidad. Durante la noche el lugar del accidente ha permanecido vigilado por cinco gendarmes que actuaron de avanzadilla.

Durante la noche ha nevado en la zona del accidente y se espera que esta mañana las condiciones meteorológicas no sean muy propicias para facilitar las labores de rescate: es posible que llueva y que haya viento a lo largo del día, según los servicios meteorológicos. Se espera que por la tarde las condiciones mejoren.

Las autoridades francesas descartan "casi por completo" poder recuperar hoy cuerpos de los fallecidos.  Así lo indicó a un grupo de periodistas el coordinador del dispositivo de helicópteros, Xabier Roy, quien agregó que se está trasladando al lugar del accidente a médicos forenses para constatar los fallecimientos, aunque la identificación se hará posteriormente.

Nadie alberga esperanzas de encontrar con vida a alguno de los 150 ocupantes del avión que el martes despegó de Barcelona con dirección a Dusseldorf y que se estrelló poco antes de las 11.00 horas de la mañana de ayer.

Francia ha organizado un importante dispositivo en Seyne-les-Alpes para acoger a los familiares de las víctimas que quieran trasladarse hasta el lugar, donde también se ha instalado una capilla ardiente.

Allí también está previsto que viajen a primera hora de la tarde el presidente francés, François Hollande, la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy.