Público
Público
Únete a nosotros

Mueren 150 personas al estrellarse un Airbus en los Alpes franceses 

El aparato de Germanwings cayó en la región de los Alpes Haute Provence. La mayoría de los pasajeros eran alemanes, pero en la lista de embarque hay 45 apellidos españoles. Ha sido localizada una de las cajas negras y algunos cuerpos. Rajoy viajará este miércoles a la zona del siniestro

Publicidad
Media: 3.91
Votos: 23

Imagen de la zona del accidente difundida por el diario francés 'La Provence'.

MADRID / PARÍS.- Un avión de la compañía alemana Germanwings que realizaba el trayecto entre Barcelona y Dusseldorf se ha estrellado este martes en los Alpes franceses dejando 150 muertos ─144 pasajeros y seis miembros de la tripulación─. Los servicios de rescate han encontrado una de las dos cajas negras poco después de las cinco de la tarde. Su contenido, según las autoridades francesas, permitirá descifrar las causas del accidente y explicar por qué la aeronave ha quedado "completamente destrozada". 

Los helicópteros que sobrevolaron la zona hasta la caída de la noche, momento en el que se interrumpieron las tareas de búsqueda, han localizado restos del fuselaje y "algunos cuerpos" de las víctimas, según ha informado el secretario de Estado de Transportes, Alain Vidalies, que ha agregado que las tareas de búsqueda se reanudarán este miércoles. 

La vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, ha informado que hay 45 españoles a bordo, por lo que el presidente, Mariano Rajoy, visitará este miércoles la zona del siniestro, adonde se desplazará un equipo de la policía científica española para colaborar en las tareas de investigación. Asimismo, a estas tareas se unirán a dos equipos de investigadores especializados en análisis de accidentes aéreos que han sido enviados al lugar por Francia y Alemania.

Heike Birlenbach vicepresidenta de ventas y servicios para Europa de Lufthansa, a la que pertenece Germanwings, aseguró que el avión fue revisado ayer, aunque apenas aportó nuevos datos sobre la caja negra, los pasajeros o las horas que precedieron al accidente. "Es un día negro para la compañía", concluyó Birlenbach, quien dijo que no podía facilitar información sobre las causas del accidente ni confirmar las identidades porque "sería especular".

Posibles causas

De momento se desconocen las causas del accidente. El Ejecutivo francés no descarta ninguna hipótesis, incluida la terrorista, aunque está última hipótesis "no es la prioritaria". El aparato, un avión Airbus A320 de la compañía alemana Germanwings, se estrelló cerca del municipio de Prads-Haute-Bléone, en el departamento meridional de Alpes de Haute Provence, en la región francesa de Barcelonnette, cerca de las 11 horas.

Lo que sí ha confirmado la Dirección General de la Aviación Civil francesa (DGAC) es que desde el avión siniestrado no se envió una señal de alerta antes del siniestro, como se había señalado anteriormente. "Fue el controlador aéreo el que lanzó la alerta porque había perdido contacto con el avión", precisó un portavoz de la DGAC.

El portavoz del Ministerio del Interior francés, Henry Brandet, se abstuvo de comentar las condiciones meteorológicas en el momento del accidente, que según la cadena especializada Météo eran óptimas, con un tiempo seco y un cielo totalmente despejado durante la mañana. 

En una rueda de prensa, el gerente de Germanwings, Thomas Winkelmann, ha confirmado que perdieron el contacto con el avión a las 10.53 horas y que descendió durante ocho minutos antes de estrellarse. A las 10.35, el aparato valoraba a una altitud de 38.000 pies y cayó por causas desconocidas hasta los 6.000 pies. Los representantes de la compañía también dijeron que no hubo ninguna información previa a este descenso por parte de la tripulación. 

Expertos en alta montaña ya han iniciado las tareas de rescate mientras cae la noche al sur de los Alpes. Los primeros restos del avión han sido localizados a 1.150 metros de altura, en un lugar de muy difícil acceso, sobre todo en invierno. Los helicópteros que han sobrevolado la zona confirman que no hay supervivientes.

Según la Policía francesa, se tardará varios días en poder rescatar los 150 cuerpos. Más de 300 efectivos trabajan en la búsqueda del avión en medio de malas condiciones meteorológicas.

150 víctimas

La mayoría de las víctimas son turistas alemanes. Entre los pasajeros había dos bebés. También se ha confirmado que en el avión viajaban 16 alumnos alemanes de cuarto de ESO y dos profesoras que habían realizado un intercambio escolar en un instituto de la localidad barcelonesa de Llinars del Vallès.

A lo largo de la tarde y de la noche del martes se han ido conociendo las identidades de las víctimas. Así, entre los 150 muertos hay dos ciudadanos colombianos - se trata de María del Pilar Tejada y Luis Eduardo Medrano Aragón- dos ciudadanos australianos- y el Gobierno de México ha asegurado que hay "indicios" de que se encontraban a bordo dos ciudadanos méxicanos. 

Por otra parte, también se ha confirmado que una vecina de la localidad valenciana de Torrent, cuya identidad no ha sido facilitada, viajaba en el avión, según ha confirmado en Facebook la alcaldesa de la localidad Amparo Folgado, lo que la convierte en la segunda víctima valenciana del accidente.

En un escueto mensaje en la citada red social, Folgado ha trasladado sus condolencias "a los familiares de la joven torrentina fallecida en el accidente aéreo de esta mañana" y ha indicado que "el Ayuntamiento se pone a disposición de toda la familia".

Modelo de avión

Este modelo de avión se trata de uno de los más utilizados en vuelos de corto y medio alcance. Este aparato en concreto voló con Lufthansa (de la que Germanwings es su filial low-cost) desde 1991 antes de pasar a formar parte de la flota de la filial. Desde finales de enero de este año volaba con Germanwings. Fue revisado este lunes por técnicos de Lufthansa y en 2013 se le realizó una revisión completa.

Este es el primer accidente de un avión de pasajeros en suelo francés desde el siniestro del Concorde en Gonesse, en julio de 2000. Es el peor accidente aéreo ocurrido en suelo francés desde 1981.

Reacción política

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, preside una célula de crisis en el Palacio de la Moncloa. Además, Mariano Rajoy y la ministra de Fomento, Ana Pastor, viajará al lugar del accidente, han indicado las mismas fuentes. También la vicepresidenta del Gobierno catalán, Joana Ortega, se está desplazando al lugar del avión siniestrado.

El presidente del Gobierno español ha expresado su consternación a través de su cuenta de Twitter por el accidente de avión y ha asegurado que ya están trabajando con Francia y Alemania en la investigación. La canciller alemana, Angela Merkel, que también viajará al lugar del siniestro, expresó también su consternación y afirmó haber hablado ya con Rajoy y Hollande para seguir los acontecimientos.

"Los servicios de emergencia están movilizados. Todos nuestros pensamientos van al pueblo español y a los familiares", escribió en Twitter el primer ministro francés, Manuel Valls. Otras personalidades, como Barack Obama, ofrecieron sus condolencias a los mandatarios de los países afectados.  "Nuestros pensamientos y oraciones están con nuestros amigos en Europa, especialmente los pueblos de Alemania y España tras el terrible accidente en Francia", dijo el presidente de EEUU.

Emergencias, movilizada

Además del Gobierno, la Generalitat ha creado otra célula de crisis para coordinar las acciones.  En el bloque técnico de la terminal T-2 se ha preparado la atención a los familiares de los pasajeros, según han informado fuentes del aeropuerto barcelonés, al que se trasladará el conseller de Interior catalán, Ramon Espadaler, encargado de coordinar este centro junto con los responsables de Aena. El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) ha enviado un equipo de médicos y psicólogos al aeropuerto de Barcelona, para atender a los familiares de las víctimas del accidente de avión ocurrido hoy en los Alpes franceses.

También la Generalitat ha reforzado el servicio del teléfono 012, que centralizará la información a los familiares de los pasajeros. Desde el Gobierno central, el Ministerio de Asuntos Exteriores ha dado orden de activar de forma inmediata el protocolo de emergencia consular para hacer frente a la tragedia.


Los familiares de los pasajeros pueden llamar al 012 si viven en Catalunya y al 902 400 012 para el resto del estado. El Gobierno también ha habilitado este teléfono 913948900 para atender a las víctimas.