Público
Público

EEUU La Cámara de Representantes saca adelante el segundo 'impeachment' a Trump

La votación, con 232 votos a favor y 197 en contra, abre la vía a un juicio político que posiblemente no se abordará en el Senado hasta después de la toma de posesión de Biden, el 20 de enero.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, preside la votación para iniciar el impeachment contra el presidente Donald Trump.
La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi, preside la votación para iniciar el impeachment contra el presidente Donald Trump. Jonathan Ernst / REuters

público

Es la primera vez en la historia de los Estados Unidos que un presidente es sometido a dos impeachment durante una legislatura. El actual mandatario norteamericano, Donald Trump, fue exculpado hace menos de un año de los cargos de "abuso de poder y obstrucción al Congreso" gracias al apoyo republicano.

Este miércoles la Cámara de Representantes ha vuelto a aprobar el segundo impeachment contra el presidente, acusado de incitar a la "insurrección" en el asalto al Capitolio, con 232 votos a favor y 197 en contra, pese a que el juicio político no se prevé abordar en el Senado hasta después de la toma de posesión de Joe Biden.

"Sabemos que el presidente de Estados Unidos incitó esta insurrección, esta rebelión armada contra nuestro país común. Debe irse. Es un peligro claro y presente para la nación que todos amamos", sostuvo Nancy Pelosi, la presidenta del Congreso, en el debate previo a la votación.

Pelosi ha dado por aprobado el inicio del proceso de destitución del presidente con 232 votos a favor, 197 en contra y cinco ausencias. El segundo impeachment a Trump, quien calificó este proceso como una "caza de brujas", ha salido adelante con el apoyo de 10 congresistas republicanos, un hecho sin precedentes en EEUU, donde ningún presidente ha sido censurado con tantos votos de su propio partido, ni siquiera en el primer impeachment del republicano, donde no obtuvo ningún voto.

La demora en el inicio del juicio se debe, por un lado, a que el Senado está en manos republicanas hasta la toma de posesión de Biden como 46º presidente de EEUU, fecha en la que el líder conservador en la cámara alta -Mitch McConnell- no podrá bloquear el proceso y, por otro, que la cámara alta está en periodo de receso hasta el próximo 19 de enero. "No hay posibilidad de que un juicio justo o serio pueda concluir antes de que el presidente electo Biden preste juramento la próxima semana", sostuvo el republicano justo después de la votación.

Sin embargo, pese a las especulaciones, McConnell ha aclarado que tiene "la intención de escuchar los argumentos legales cuando sean presentados ante el Senado", después de que The New York Times informara de que en privado el republicano respalda el impeachment.

Aún así, los demócratas tienen un plan alternativo: si el juicio político no puede concluir antes de la toma de Biden, a partir de ese mismo día, el 20 de enero, ellos mismos podrán continuarlo al tomar el control del Senado. De manera que, aunque el juicio no destituya a Trump de su cargo, sí puede impedirle la posibilidad de postularse como presidente en el futuro.

Más noticias de Internacional