Público
Público

México El asesinato de los 43 estudiantes de Ayotzinapa da un giro que desmonta la versión oficial del anterior Gobierno mexicano

Casi seis años después de los hechos, el hallazgo de los restos de uno de los normalistas desaparecidos en septiembre de 2014 en un lugar descartado por el anterior Ejecutivo pone de manifiesto la complicidad de éste en el caso.

caso Ayotzinapa
El jefe de la Unidad para el caso Ayotzinapa de la FGR, Ómar Gómez Trejo, durante una rueda de prensa en Ciudad de México. (EFE)

público | efe

La Fiscalía General de la República (FGR) de México informó este pasado martes que identificó los restos de Christian Alfonso Rodríguez, uno de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa en septiembre de 2014. Este macabro hallazgo da un brutal giro a un caso que en su momento conmocionó al país:  pone en cuestión la  versión oficial del Gobierno anterior y, de paso, abre camino a la certeza.

El titular de la Unidad de la FGR que investiga el caso Ayotzinapa, Omar Gómez Trejo, detalló que la universidad de Innsbruck (Viena), había identificado genéticamente a este estudiante mediante unos restos encontrados en el municipio de Cocula pero lejos del basurero donde, según la criticada versión oficial, fueron quemados los jóvenes. 

Además, los restos fueron analizados también por un equipo argentino experto en antropología forense y los resultados coincidieron también en que pertenecían a una "extremidad inferior" del joven.

Gómez Trejo relató que tras recibir información sobre el paradero de los estudiantes y comprobar su veracidad del 21 al 29 de noviembre de 2019 llevó a cabo una búsqueda en un punto ubicado en el municipio de Cocula, sureño estado de Guerrero, conocido como Barranca de la Carnicería.

"Este lugar no es el basurero de Cocula, ya que la Barranca se encuentra a más de 800 metros de distancia de donde se crea la narrativa de la 'verdad histórica'", la versión oficial del Gobierno anterior, dijo Gómez Trejo.

Gómez Trejo señaló que con anterioridad se conocía este paraje, pero las autoridades anteriores no agotaron todas las líneas de investigación.

En las investigaciones actuales se recuperaron quince indicios que fueron analizados en un primer momento por peritos de la FGR acompañados de familiares.

Gómez Trejo dijo que varios de los restos humanos fueron llevados al Instituto de Genética de la Universidad de Innsbruck, quienes les dieron resultados el pasado 19 de junio.

"Después de realizar los análisis respectivos a las piezas óseas enviadas, una de ellas corresponde al estudiante Christian Alfonso Rodríguez Telumbre, uno de los jóvenes normalistas desaparecidos el 26 de septiembre de 2014", dijo el encargado.

Explicó que, para mayor certeza, los resultados también fueron analizados también por el equipo argentino de antropología forense, que terminó su revisión el 4 de julio, "concluyendo de forma coincidente".

Christian Alfonso Rodríguez es el tercer estudiante identificado por la Universidad de Innsbruck, pues durante la investigación del Gobierno anterior se hallaron restos de Alexander Mora y de Jhosivani Guerrero, dos de los estudiantes desaparecidos.

Contra la "verdad histórica"

Hace apenas una semana, la FGR ordenó la detención de 46 funcionarios de Policía del sureño estado de Guerrero por su presunta relación con la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa, en una nueva "etapa" de la investigación que pretende tumbar la versión oficial del gobierno pasado.

Según la versión oficial del Gobierno del entonces presidente de México, Enrique Peña Nieto, la noche del 26 de septiembre de 2014, 43 jóvenes fueron detenidos por policías municipales y entregados a integrantes de Guerreros Unidos, que los asesinaron e incineraron sus restos en un vertedero de basura.

Con Azoytzinapa como uno de grandes casos pendientes a resolver en un país azotado por la violencia y la inseguridad, en diciembre de 2018, iniciado su gobierno, el presidente Andrés Manuel López Obrador ordenó la creación de una Comisión de la Verdad y la Justicia.

En junio de 2019 la Fiscalía General de la República (FGR) estableció una unidad especial autónoma e independiente a cargo de Omar Gómez Trejo, un defensor de derechos humanos con experiencia en el caso y cuya designación tuvo el respaldo de los familiares de las víctimas.

El dolor de las familias

"Es una noticia muy dura que ha tenido un gran impacto en los padre y madres de familia", dijo en entrevista con Efe el abogado de los familiares Vidulfo Rosales.

"Ellos [padres y madres] han aceptado la identificación y valientemente han dicho que lo que quieren saber es la verdad y que se les explique de manera objetiva y científica cual es el paradero de sus hijos. Con mucho dolor han aceptado el resultado", añadió.

Con posterioridad al anuncio de la FGR, el subsecretario de Derechos Humanos del Gobierno de México, Alejandro Encinas, anunció que el próximo 10 de julio el presidente mexicano se reunirá con familiares de los 43 estudiantes.

Encinas, quien también preside la Comisión para la Verdad y Acceso a la Justicia del caso, dio el pésame a los familiares de Christian Alfonso y aseguró que sus restos regresarán a México "en cuanto se abran las fronteras en Europa", parcialmente cerradas por la pandemia de covid-19 y refrendó su compromiso de castigar a los responsables.

"Sabemos que la verdad es dolorosa pero, por dolorosa que sea la verdad, siempre vamos a cumplir con nuestra responsabilidad sin engañar a nadie", expresó el alto funcionario.

Con el hallazgo presentado este día por las autoridades mexicanas, la investigación ha dado el primero paso para acabar con la impunidad en un caso que marcó al país y en el que también se busca la verdad y la justicia.

Más noticias de Internacional