Público
Público

Chirac se sienta hoy en el banquillo por corrupción

El expresidente francés está imputado por la presunta contratación ficticia de 35 personas cuando era alclade de París

EFE

El juicio por corrupción contra el ex presidente francés Jacques Chirac se abre hoy en el Tribunal Correcional de París en medio de una gran expectación mediática y con la amenaza de un aplazamiento.

El ex presidente comparece por un delito de contratación, entre octubre de 1992 y mayor de 1995, de 21 empleados por el Ayuntamiento de París, cuando era alcalde de la capital que, según la acusación, trabajaban realmente para el partido que también encabezaba, el Reagrupamiento Por la República (RPR).

A sus 78 años, Chirac se convertirá en el primer presidente galo que comparece ante los tribunales por un delito de abuso de confianza, toma ilegal de beneficios y desvío de fondos públicos, delito este último penado con hasta diez años de cárcel y 150.000 euros de multa.

La acusación ha tenido que esperar tanto tiempo para ver a Chirac sentado en el banquillo porque estuvo amparado por la inmunidad presidencial durante los doce años que permaneció en el Elíseo, entre 1995 y 2007. La instrucción se abrió a finales de 1998 y el 30 de octubre de 2009 los jueces decidieron inculpar a Chirac junto con ocho de sus colaboradores en la Alcaldía.

Entre ellos el que fuera su director de gabinete Rémy Chardon, cuyo abogado tiene previsto pedir a los jueces hoy que estudien la prescripción de los delitos, lo que puede retrasar el inicio del juicio medio año.

El Tribunal deberá consultar al Supremo que tendrá tres meses para decidir si eleva la cuestión de constitucionalidad ante el Consejo Constitucional, que dispone de un periodo similar para tomar una decisión.

En cualquier caso, los problemas judiciales del ex presidente no se quedan ahí, puesto que otro juicio por unos hechos similares está abierto en el Tribunal de Nanterre, a las afueras de París. En ese caso se trata de una denuncia por siete empleos ficticios.

Chirac cuenta en ambas acusaciones con el apoyo de la Fiscalía, que en los dos procesos ha anunciado que solicitará la absolución del expresidente. Además, en París no estará representado el Ayuntamiento de la capital como acusación particular, pese a ser la parte afectada.

La causa es que en septiembre pasado, la Alcaldía llegó a un acuerdo amistoso con Chirac y con el partido conservador Unión por un Movimiento Popular (UMP), heredero del partido chiraquiano RPR, por el que ambos se comprometían a pagar 2,2 millones de euros a cambio de abandonar la persecución judicial.

Entretanto, un sondeo publicado hoy por el canal de televisión M6 revela que el 56 % de los franceses cree que Chirac debe ser juzgado "como cualquier otro ciudadano", un porcentaje inferior al 72 % que lo pedían en noviembre de 2009. El 31 % de los encuestados considera que deben dejar en paz al ex presidente por "historias antiguas", frente al 26 % que lo pensaba en el anterior sondeo.

Más noticias de Internacional