Público
Público

Bélgica Las ciudades belgas afectadas por las inundaciones se protegen ante la previsión de nuevas lluvias este fin de semana

El instituto de meteorología belga prevé para este sábado por la tarde y mañana domingo tormentas "mucho más localizadas en el espacio y en el tiempo que la semana pasada", pero no descarta que se puedan producir "desbordamientos ocasionales".

Destrozos en Limburgo (Bélgica) tras las inundaciones.
Destrozos en Limburgo (Bélgica) tras las inundaciones. AFP/NICOLAS MAETERLINCK

Las localidades belgas afectadas por las inundaciones de la semana pasada han reforzado este fin de semana sus medidas de precaución después de que el Instituto Real de Meteorología de Bélgica haya promulgado una alerta naranja por lluvias. 

El instituto de meteorología belga prevé para este sábado por la tarde y mañana domingo tormentas "mucho más localizadas en el espacio y en el tiempo que la semana pasada", pero no descarta que se puedan producir "desbordamientos ocasionales".

Hervé Jamar, el gobernador de la provincia de Lieja (sureste de Bélgica), una de las más afectadas por las tormentas de la semana pasada, convocó una reunión de crisis y puso en alerta a los servicios de protección civil, a los bomberos y al ejército por si tuvieran que actuar.

"No estamos en la misma situación en cuanto a precipitaciones. El principio de precaución obliga, no puedo tener un discurso que consista en decir que no va a pasar nada", dijo Jamar.

Asimismo, la alcaldesa de Limburgo (norte del país), Valérie Dejardi, recomendó hoy a los ciudadanos que evacúen las zonas inundadas desde la semana pasada, por si las tormentas pudieran desbordar nuevamente las zonas afectadas.

Mientras que en la ciudad de Verviers, próxima a Lieja, las autoridades han habilitado un centro deportivo para que puedan refugiarse los ciudadanos que lo deseen.

Las lluvias de la semana pasada dejaron 36 fallecidos, según el último balance publicado ayer por las autoridades belgas.

Más noticias de Internacional