Público
Público

Afganistán Claves sobre los talibanes y su avance en Afganistán

El avispero afgano amenaza con convertirse en un dolor de cabeza para los países occidentales y pone en jaque todo su esfuerzo bélico y económico tras 20 años de presencia en el país.

Afganistán
Un grupo de talibanes delante de la sede del Gobierno provincial de Herat, en Afganistán. STRINGER / EFE | EPA

La ofensiva de los talibanes en Afganistán es tan fulgurante que ya controlan más de la mitad del país y el Departamento de Defensa de Estados Unidos cree que los talibanes podrían aislar la capital, Kabul, en 30 días y tomarla en 90, con lo que pasarían a controlar completamente todo el territorio. El Gobierno británico también ha alertado de que si eso ocurre Afganistán se convertirá en un Estado fallido en el que Al Qaeda prosperará, volviendo así a la situación que existía en el año 2001, justo antes de los atentados del 11-S.

Estados Unidos aún confía en que se pueda revertir la situación. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el martes que no lamentaba su decisión de retirar las tropas estadounidenses de Afganistán después de más de 20 años, tras asegurar que las tropas afganas superan en número a los talibanes y deben querer luchar.

Sin embargo, el avispero afgano amenaza con convertirse en un dolor de cabeza para los países occidentales, temerosos de que el país se convierta de nuevo en un santuario yihadista. Estas son algunas claves para entender qué está ocurriendo en Afganistán. 

El riesgo de una guerra civil

El imparable avance insurgente, que en los últimos tres meses y medio ha logrado el control de unos 125 centros de distrito y la captura de la mitad de las capitales regionales del país, ha sorprendido a todos por la velocidad e intensidad del mismo. Tanto es así que el Gobierno afgano ha planteado la posibilidad de compartir el poder con los talibanes, como medida para lograr la paz.

Los talibanes, sin embargo, niegan que esta oferta de última hora se pusiese sobre la mesa de la negociación y remarcan sus esfuerzos en hallar una solución pacífica al conflicto afgano, así como su necesidad de establecer un estado islámico libre de corrupción en Afganistán.

Sin embargo, el general Austin Miller, comandante de la misión liderada por Estados Unidos en Afganistán, advirtió en junio que el país podría estar dirigiéndose hacia una caótica guerra civil.

¿Qué hace Estados Unidos?

En abril de 2021 Joe Biden anunció que todas las tropas estadounidenses habrían abandonado el país para el 11 de septiembre, dos décadas después de los ataques al World Trade Center y de la invasión de las tropas internacionales lideradas por Estados Unidos. La misión militar de Estados Unidos finalizará el 31 de agosto y de momento la Casa Blanca no tiene previsto cambiar los planes.

La fuerza de los talibanes

El repliegue de los estadounidenses ha dejado el campo libre a los talibanes. A lo largo de estos 20 años, los talibanes han estado acorralados pero nunca han sido derrotados. Su actual avance pone en peligro un esfuerzo bélico y económico de dos décadas. Las tropas estadounidenses que aún permanecen en el país ni siquiera intentan frenar el avance. 

En 2014, las fuerzas internacionales, que no querían quedarse en Afganistán indefinidamente, pusieron fin a su misión de combate dejando al Ejército afgano al cargo de la lucha contra los talibanes. Desde ese año, el movimiento talibán ha ido tomando cada vez más fuerza pese a que el Ejército afgano tiene más hombres y dispone de un moderno material que le suministra Estados Unidos. Ya en 2018, la BBC informó que los talibanes estaban abiertamente activos en el 70% de Afganistán. La actual ofensiva no es más que el desenlace de una situación que venía germinando desde hace tiempo.

De hecho, los talibanes entraron en conversaciones directas con Estados Unidos en 2018, y el año pasado ambas partes llegaron a un acuerdo de paz en Doha que comprometía a Estados Unidos a retirarse y a los talibanes a prevenir ataques contra las fuerzas estadounidenses. 

¿Se irán todas las fuerzas estadounidenses?

Según la agencia Associated Press, alrededor de 650 soldados estadounidenses permanecerán en el país, principalmente para brindar protección a los diplomáticos y ayudar a proteger el aeropuerto internacional de Kabul, un centro de transporte vital para el país sin litoral.

Una crisis de refugiados

La dureza del conflicto en Afganistán ya ha desplazado a  250.000 personas, un 80% de ellos son mujeres y niños, y amenaza con provocar –algunos no lo dudan– una nueva crisis de refugiados que llegará a las mismas fronteras de la Unión Europea, que teme que se reaviven los peores fantasmas de sus temores migratorios. 




Más noticias de Internacional