Público
Público

Continúa el alto al fuego entre Israel y la Yihad Islámica Palestina

Las dos partes mantuvieron durante la madrugada del lunes el acuerdo de alto al fuego que puso fin a una sangrienta escalada de violencia de tres días, con al menos 43 palestinos asesinados y más de 300 heridos.

Gaza
Cohetes palestinos lanzados desde Gaza este fin de semana. Atef Safadi / EFE/EPA

Israel y la Yihad Islámica Palestina (YIP) han mantenido el alto al fuego durante la madrugada del lunes tras el acuerdo alcanzado en la noche. Esta tregua ha supuesto el fin de la escalada de violencia que se vivió en los últimos tres días, en la que han asesinado a al menos 44 palestinos y ha dejado más de 360 heridos.

Minutos después de la entrada en vigor del acuerdo a las 23.30 hora local (20.30 de España) se produjo el lanzamiento de algunos misiles por parte de la YIP, aunque desde ese momento se ha mantenido la calma en la frontera entre Israel y la Franja de Gaza.

La Yihad Islámica Palestina anunció este domingo que se alcanzó un alto el fuego con Israel con Egipto de intermediario, tras la oleada de violencia más grave en el último año. 

"Durante la noche, realizamos evaluaciones respecto a los próximos pasos que se tomarán para un regreso gradual a la rutina, mientras nos mantenemos alerta y preparados para cualquier cambio en la situación actual", señalaba este lunes el Ejército israelí en un comunicado.

Por otra parte, se ha anunciado la reapertura de los cruces fronterizos entre Israel y Gaza este lunes, tanto de personas como de bienes, y con "fines humanitarios". Según el COGAT, organismo militar israelí que regula los asuntos civiles en los territorios palestinos: "La futura apertura de los cruces y el regreso completo a la rutina será posible tras nuevas evaluaciones de la situación y siempre que se garantice la seguridad en el área".

Entre las condiciones del acuerdo figuran la flexibilización del bloqueo israelí sobre Gaza, la entrada de combustible para la reactivación de la central eléctrica y la liberación de un importante miembro del grupo detenido hace unos días por Israel.

Con la reapertura de los cruces fronterizos se permitirá el ingreso de ayuda humanitaria y combustible para reactivar la única central eléctrica de Gaza. Esta tuvo que interrumpir sus operaciones desde el sábado por la ausencia de combustible, lo que provocó que los residentes de la Franja solo tuvieran cuatro horas de energía al día y que se pusiese en riesgo la apertura de servicios básicos como la atención médica.

Además, precisó Al Hindi, otra de las condiciones es que otro prisionero, perteneciente al grupo y que se encuentra en huelga de hambre, sea trasladado a un hospital.

Del lado israelí no se registraron muertes y se contabilizaron unos 20 heridos leves.

El acuerdo llega tras numerosos esfuerzos por parte de Egipto y de las Naciones Unidas, que desde hace varios días intentan poner fin a esta escalada, la más grave entre israelíes y palestinos en más de un año.

Desde el comienzo de las hostilidades, la YIP lanzó más de 1.200 cohetes desde Gaza hacia Israel, según estimaciones del Ejército israelí, que dice haber atacado más de 160 objetivos del grupo en la Franja. De estos, unos 1.000 habrían cruzado a territorio israelí, de los cuales la gran mayoría fueron interceptados o cayeron en áreas despobladas.

Israel, por su parte, atacó al menos 160 objetivos de la YIP, que si bien dijeron se trató de objetivos militares, también incluyeron torres residenciales, viviendas y otras estructuras civiles.

En cuánto a las víctimas mortales, el Ejército contabiliza 45 palestinos, a diferencia del Ministerio de Sanidad de Gaza que informó de 44 (incluyendo 15 menores). De estos 45 fallecidos, según dijo a EFE un portavoz militar israelí, se calcula que 26 de ellos eran civiles, de los cuales creen 11 murieron como consecuencia de bombardeos israelíes y 15 de lanzamientos fallidos de cohetes por parte de la Yihad Islámica.

Si bien aún no se han difundido cifras definitivas de heridos, el Ministerio de Sanidad gazatí informó de al menos 360, mientras que Israel contabiliza unos 40 heridos leves, la mayoría por lesiones sufridas mientras corrían a los refugios antiaéreos.

La escalada comenzó el viernes con una fuerte ofensiva "preventiva" israelí sobre presuntos objetivos de la Yihad en Gaza ante lo que el Ejército describió como una "amenaza inminente" de ataque por parte del grupo como represalia tras el arresto el lunes de uno de sus líderes durante una redada en Cisjordania ocupada.

Según la YIP, las condiciones del acuerdo alcanzado hoy incluyen la liberación de este preso, llamado Bassem Saadi y que es una importante figura política del grupo.

Más noticias de Internacional