Público
Público

Coronavirus Un nuevo brote en Alemania obliga a poner en cuarentena a 700 personas

Unos 100 vecinos de un mismo edificio han dado positivo en coronavirus. Mientras, se estima que el número de contagios en el matadero de Rheda-Wiedenbrück podría ser superior a los 657 contabilizados hasta el momento. 

Protesta en la industria cárnica en el que se declaró un brote de coronavirus este miércoles. | EFE
Protesta en la industria cárnica en el que se declaró un brote de coronavirus este miércoles. | EFE

agencias

Los cerca de 700 habitantes de un bloque de viviendas de Gotinga (centro de Alemania) quedaron desde este jueves en cuarentena, tras ser verificados unos 100 contagios con la covid-19 en ese edificio, indicaron las autoridades del Land de Baja Sajonia.

La medida fue adoptada por considerarse que entre los habitantes de la totalidad del bloque hay alta probabilidad de infección por contacto directo con sus vecinos. Con ello la tasa de contagios en la última semana en esa ciudad se sitúa en 44,86 por 100.000 habitantes; es decir, rozando los 50 por 100.000 habitantes, tope a partir del cual se considera deben establecerse parámetros especiales.

Este brote sigue al detectado esta semana en siete bloques de viviendas del popular distrito berlinés de Neukölln, donde quedaron en cuarentena 370 hogares.

Junto a esos casos entre edificios de viviendas se ha desatado la alarma asimismo en el país por las infecciones aparecidas entre trabajadores de mataderos y plantas de productos cárnicos. El caso más reciente se ha dado en Gütersloh, en el oeste del país, con 650 positivos, según alertaron este miércoles las autoridades sanitarias del Land de Renania del Norte-Westfalia, donde se encuentra esa ciudad.

Los contagios en el matadero podrían ser más

Se estima que el cómputo de contagios podría ser superior, ya que en esa empresa cárnica, Tönnies, han trabajado hasta 7.000 personas en los últimos tiempos. La planta quedó cerrada anoche, mientras se trata de identificar a todas las personas que hayan estado en contacto con los afectados, sean compañeros o familiares.

En Tönnies han trabajado hasta 7.000 personas en los últimos tiempos

Muchos de los trabajadores de la planta cárnica de Gütersloh proceden de Rumanía y otros países del este de Europa. Están alojados en pabellones de la propia empresa, en condiciones que reiteradamente se han denunciado como de hacinamiento. Los brotes y denuncias sobre la situación en mataderos alemanes vienen sucediéndose desde el inicio de la pandemia. En Coesfeld, asimismo en Renania del Norte-Westfalia, se cerró otra planta cárnica a principios de mayo al verificarse 129 casos de la covid-19.

El consejero del distrito, Sven-Georg Adenauer, ha señalado que el matadero permanecerá cerrado de 10 a 14 días por el brote. Adenauer ha afirmado que todos los afectados serán sometidos a test de coronavirus. Las pruebas se realizarán por fases pero no se realizará un confinamiento de toda la localidad.

La compañía pide disculpas

Por su parte, el portavoz del grupo Toennies, Andre Vielstaedte, ha pedido disculpas por lo sucedido. "Me gustaría pedir disculpas a la población del distrito en nombre de la familia Toennies. Haremos todo lo que podamos para sacar el virus de la planta para que podamos volver a trabajar", ha indicado.

El ministro de Sanidad de Renania del Norte Westfalia, Karl-Josef Laumann, anunció el miércoles que todos los trabajadores de mataderos del estado serán sometidos a pruebas de coronvirus para determinar si el brote es único o se detectan más focos.

Clemens Toennies, socio director de la compañía, rechazó hace semanas que se sembraran las sospechas sobre todo el sector después de que se detectara un brote en una planta de la empresa rival Westfleisch. Su empresa inicialmente solo informó de algunos casos individuales.

Desescalada cuestionada

Estos nuevos brotes cuestionan principalmente la gestión de las autoridades de los estados federados afectados, a las que compete implementar las medidas relacionadas con la pandemia, sean las restricciones o el levantamiento de éstas. Renania del Norte-Westfalia, con 18 millones de habitantes, ha adoptado en todo el proceso una línea más laxa que otros Länder, a pesar de ser el segundo estado federado más afectado por la pandemia, tras Baviera.

La canciller alemana, Angela Merkel, ha tratado de consensuar con los poderes regionales líneas comunes, aunque en última línea la aplicación de las medidas compete a éstos. Alemania en su conjunto ha reactivado prácticamente toda su vida pública y económica. Hasta ahora, en el país se verificaron 187.764 contagios, según cifras del Instituto Robert Koch (RKI), competente en la materia. 174.100 son pacientes recuperados, mientras que la cifra de víctimas mortales se sitúa en 8.856.

Más noticias de Internacional