Público
Público

Detenidos 65 de los talibanes fugados de Kandahar

Los presos, que formaban parte del grupo de unos 500 talibanes huidos del penal afgano, han sido confinados en el departamento antiterrorista por las fuerzas de seguridad afganas

EFE

Después de la gran evasión de la cárcel de Kandahar (Afganistán) protagonizada este lunes por un grupo estimado de 500 presos talibanes, 65 de ellos han sido detenidos hasta la fecha por las fuerzas de seguridad afganas. 

Un túnel de 360 metros excavado durante 5 meses desde el exterior sirvió como vía de escape del penal de la ciudad sureña de Afganistán al conjunto de presos. Al conocerse los hechos, las fuerzas de seguridad afganas y la Fuerza Internacional de Asistencia a la Segruidad (ISAF) lanzaron una operación para capturar a los fugados. "Han sido capturados como resultado de una operación de búsqueda de las fuerzas de seguridad en el centro y las afueras de Kandahar, y han sido confinados en el departamento antiterrorista", ha indicado el gobernador de la región homónima en un comunicado. 

En esta labor también ha colaborado la población civil que, según el gobernador, ha mostrado un apoyo "masivo"a las fuerzas de seguridad, así como los datos biométricos de los fugados, que han posibilitado "una captura fácil", ha añadido.

Según informaron los talibanes, habrían sacado de la cárcel durante la madrugada a 541 de sus combatientes, aunque el Gobierno de Kandahar, una de las regiones más conflictivas del país, cifró el número de fugados en 475.

Con esta, son dos las veces que se ha producido un escape masivo en esa cárcel. En el año 2008 huyeron alrededor de 900 presos -de ellos 400 talibanes-, después de que los insurgentes destrozaran las puertas mediante la explosión de una bomba ubicada en un camión. En esta ocasión, 15 insurgentes fallecieron durante la operación de captura. 

La ciudad de Kandahar, la segunda mayorde Afganistán, es considerada como uno de los principales bastiones espirituales de los insurgentes, que tratan de derrocar al Gobierno afgano e implantar un Estado fundamentalista islámico.

La fuga ha arrojado dudas sobre la capacidad de las fuerzas afganas, que deberán hacerse cargo en el próximo mes de julio de la seguridad en siete zonas del país, justo al inicio de los planes de retirada de las tropas internacionales desplegadas en Afganistán.

Más noticias de Internacional