Público
Público

Elecciones EEUU Cuenta atrás para ocupar la Casa Blanca: 'impeachment' y caucus a 365 días de los comicios

Empieza la cuenta atrás de 365 días para las elecciones generales del 3 de noviembre de 2020, en la que los estadounidenses decidirán quién ocupará la Casa Blanca cuatro años más en la que será la 59ª legislatura del país.

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

El expresidente Obama, junto a su vicepresidente Joe Biden, y su hijo, Hunter Biden. (EFE)

Empieza la cuenta atrás para ocupar la Casa Blanca: este mismo día dentro de un año justo, el martes 3 de noviembre de 2020, los estadounidenses votarán quién será su presidente en la 59ª legislatura del país. A juzgar por las actuales encuestas y a la espera de lo que pueda ocurrir con el impeachment contra Donald Trump —investigación a la que el pasado jueves el Congreso dio el pistoletazo de salida—, esos dos candidatos serían el actual mandatario y el demócrata y vicepresidente de Barack Obama, Joe Biden. Pero queda un año y aún está toda la tela por cortar.

Si las elecciones se celebraran hoy entre estos dos candidatos, Biden se llevaría el gato al agua. Según una de las últimas encuestas publicadas —la de Morning Consult para el medio online Político—, Biden aventaja a Trump por un 41% a un 36%. Sin embargo, la misma encuesta le daba en junio a Biden una ventaja de 11 puntos, más del doble que la que tiene ahora.

Por el lado republicano, Trump lo tiene todo atado para ser el candidato de su partido; su escollo principal es el impeachment, que podría concluir con el voto en el Senado en enero o, a lo más tardar, febrero, según las previsiones actuales.

Si Trump lo salva, será candidato. Si no, los republicanos deberán comenzar a buscar uno deprisa y corriendo, situación que suele destrozar a un partido de cara a unas elecciones que llegarían apenas diez meses más tarde.

Por el lado demócrata, las encuestas dan primero a Biden (en general, en torno al 26% actualmente), seguido cada vez más de cerca por Elisabeth Warren (17%). Un poco más descolgado está ahora Bernie Sanders (13%). Sin embargo, tanto Warren como Sanders están manteniendo unas altas tasas de recaudación y los dos tienen un núcleo de votantes muy sólido.

Tras ellos, el joven Pete Buttgieg (37 años, frente a los 70 o más de sus tres competidores por arriba): 10% y en alza a costa de Biden, principalmente. El resto de los candidatos se encuentra por debajo del 5 por ciento y deberían caer en un momento u otro, seguramente en cuanto empiecen los primeros caucus y primarias en febrero.

Estos son las fechas y los momentos clave de la cuenta atrás de 365 días hasta las elecciones de 2020 para ocupar la Casa Blanca.

'Impeachment': enero o febrero, la votación del Senado

“La estrategia demócrata actualmente pasa por un impeachment rápido”, explica el político de Politikon Roger Senserrich, que vive en Estados Unidos desde hace 15 años. “Esto implicaría”, continúa, “que la investigación esté concluida en diciembre y el voto final en el Senado tenga lugar en enero o febrero a más tardar”.

Esta es la idea inicial de Nancy Pelosi, “una política con mucho talento y visión. Pero si la investigación empieza a descubrir muchos elementos perjudiciales para Trump y consiguen que declaren muchas personas de un perfil alto, como John Bolton, exconsejero de Seguridad Nacional de la administración Trump, Pelosi podría retrasar la estrategia para aprovechar que todo lo que vaya sabiéndose lastre más y más al Partido Republicano”.

Febrero-marzo, primarias y caucus. Julio y agosto, las convenciones
De este modo, si al final hay voto en febrero, éste coincidirá con los primeros caucus y primarias—los procesos que cada partido celebra en cada Estado para empezar a elegir a sus candidatos—.

Pero si la investigación del impeachment se retrasa, el voto en el Senado podría producirse en marzo, mes en el que los candidatos demócratas deberán estar ya perfilados para la convención del partido, en julio, la última cita antes de las elecciones generales.

En cuanto a Trump, si salva el impeachment tendrá el camino expedito hasta la convención de los republicanos de agosto, donde su designación como candidato será un mero trámite.

Iowa y New Hampshire: el desafío de Biden, la esperanza de Buttgieg

Por parte de los demócratas, el primer paso que deberán afrontar sus candidatos de entre los cuatro que actualmente tienen opciones reales de serlo (Biden, Warren, Sanders y Buttgieg) serán los caucus o las primarias —según el método de cada Estado— que comenzarán en febrero.

Si el supermartes acaba con tres o cuatro favoritos puede suponer un problema para el partido

El primer caucus es el del Estado de Iowa, el 3 de febrero. Después la atención se dirigirá hacia New Hampshire, que celebrará primarias —las primeras del proceso electoral— el día 11 de ese mes. “Según cómo les vaya a los candidatos en esas dos citas puede producirse una primera criba importante y las primeras retiradas”, apunta Senserrich.

Apenas tres semanas después de las primerias de New Hampshire llegará el clásico supermartes, el 3 de marzo, donde habrá primarias o caucus, según el caso, en 14 Estados, entre ellos los muy representativos y de peso California y Texas.

“Podría ser que el supermartes el Partido Demócrata conozca ya quién será en la práctica su candidato, aunque lo más probable es que de esa cita queden dos claros favoritos, que serán los que se disputen la carrera final en la convención demócrata de julio”, añade Senserrich.

En la convención será donde el partido elegirá a su candidato a las presidenciales del 3 de noviembre. “Sin embargo, si el supermartes acaba con tres o cuatro favoritos aún con opciones de ser candidato demócrata, esto puede suponer un problema para el partido, puesto que estaría metido en esa campaña interna hasta menos de cuatro meses antes de las elecciones de noviembre”, advierte Senserrich.

Otra de las particularidades de este sistema de elegir candidato es, señala el politólogo, que el primer caucus, el de Iowa, y las primeras primarias, las de New Hamphsire, marcan mucho la narrativa posterior para el resto de caucus y de primarias en otros Estados, “y en absoluto Iowa y New Hampshire son Estados representativos, además de que son muy pequeños”.

Esto puede ser perjudicial sobre todo para Biden: “Su campaña está estancada en cuanto a la recaudación de dinero. En principio, Iowa no es su terreno más propicio y New Hampshire tampoco porque Biden donde tiene más ventaja sobre el resto es en el voto de la población negra y las minorías étnicas”, explica Senserrich.

De este modo, si de ambas citas Biden sale mal parado, tendría muy cuesta arriba remontar —y muy poco tiempo y pocos recursos para ello— y quienes llevarían la vitola de candidatos en alza podrían ser Warren o Sanders —a ambos Iowa es un Estado que les va bien— y, sobre todo, Buttgieg, que tiene en esas dos citas y las dos siguientes —en Carolina del Sur y Nevada— su gran oportunidad para buscar un asalto en el supermartes y llegar con vida a la convención final.

¿Quién puede ser presidente?

El artículo 2 de la Constitución de los Estados Unidos establece que para que una persona pueda ser presidente del país debe reunir los siguientes requisitos mínimos: haber nacido en Estados Unidos, tener al menos 35 años y haber vivido en el país al menos 14 años.

Este artículo es el que impidió a Henry Kissinger —nacido en la ciudad alemana de Fürth en 1923— preparar su asalto a la Casa Blanca y el mismo que impide por el momento a Alejandra Ocasio-Cortez —de 30 años— presentar su candidatura.

Más noticias de Internacional