Público
Público

La exigua victoria de la derecha griega abre nuevas incógnitas

El Eurogrupo insta a que el país heleno forme gobierno cuanto antes. Syriza, segunda fuerza más votada, rechaza entrar en un Ejecutivo con los partidarios del rescate. La alianza entre el Pasok y Nueva Democracia conseguiría la may

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los electores griegos han decidido por un estrecho margen seguir acatando las medidas de austeridad marcadas por Europa. Los datos que arrojan estos comicios ponen de relieve también la evidente fractura social entre quienes se niegan a seguir aceptando dichas restricciones y quienes encuentran arriesgada la ferrea oposición al duro peaje europeo encabezada por la formación izquierdista Syriza.

Con cerca del 30% de los votos, Andoni Samarás, el candidato conservador de Nueva Democracia, consigue una exigua victoria que hace que la formación de gobierno se convierta -por segunda vez consecutiva tras las elecciones 6 de mayo - en una incógnita difícil de despejar que mantiene en vilo la estabilidad del euro.

Tal es así que los ministros de Finanzas de la zona euro instaban, poco después de conocer los primeros resultados definitivos, a formar rápidamente un gobierno que continúe llevando a cabo el programa de ajustes y reformas acordados, asegurando que la 'troika' volverá a Atenas cuando haya un Ejecutivo.'El Eurogrupo desea que se forme rápidamente un nuevo gobierno griego que tome las riendas del programa de ajuste al que Grecia y la zona del euro se han comprometido', señalaron los ministros en un comunicado.

Los resultados muestran también que los dos partidos que quedaron en las primeras plazas, Nueva Democracia y Syriza, han atraído el voto de las formaciones que quedaron fuera del Parlamento en los anteriores comicios, y además han conseguido robar electores a Griegos Independientes, el Partido Comunista y en menor medida al Pasok, que continúa perdiendo apoyo a pesar de disponer de nuevo la llave del gobierno.

Syriza ya ha avisado de que rechaza entrar en un Ejecutivo junto a los partidarios del rescateA sabiendas de la capacidad del Pasok para decidir el gobierno heleno, su líder, Evangelos Venzelos, proponía poco después de conocer los primeros resultados definitivos una gran coalición de gobierno entre su partido, la conservadora Nueva Democracia, la coalición de izquierdas Syriza, y los moderados de Izquierda Democrática. 'Si queremos una Grecia que permanezca en el euro, mañana debe haber Gobierno', declaraba a los medios el líder de los socialistas griegos.

Sin embargo, Syriza ya ha avisado de que rechaza entrar en un Ejecutivo junto a los partidarios del rescate. El candidato de la formación, Alexis Tsipras, incidió en que su partido ha luchado para que Grecia y Europa cambien de rumbo. 'En un mes y medio el pueblo ha desaprobado el Memorándum en dos ocasiones. Y el Gobierno no puede hacer lo que quiera sin tener en cuenta al pueblo', dijo en relación al resultado de estas últimas elecciones y de las del pasado 6 de mayo. 'Nuestra propuesta para dar la vuelta a las políticas de austeridad es la única solución viable para Europa', insistió. 

Por su parte, Samarás conminaba a las fuerzas europeístas a formar un Gobierno de unidad nacional. Mensaje directo al Pasok después de comprobar que los resultados avalaban, junto a la prima de 50 escaños extra para la formación ganadora, una posible alianza entre ambas formaciones con la que conseguirían la mayoría del Parlamento. 'El pueblo heleno ha votado hoy por la permanencia del país en la eurozona y a favor de las fuerzas políticas que traerán empleo desarrollo y empleo. Para eso invitamos a todas las fuerzas políticas a participar en un Gobierno de salvación nacional', exponía el líder conservador ante los medios.