Público
Público

El Gobierno de EEUU deporta a más de 450 padres sin sus hijos

Fueron separados de sus hijos tras ser aprehendidos en la frontera con México, como consecuencia de la política de tolerancia cero con la migración emprendida por la Administración del presidente de EEUU, Donald Trump

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Familias migrantes en la frontera con México en Ciudad Juárez hace unos días. REUTERS/José Luis González

Más de 400 padres han sido deportados tras ser separados de sus hijos en la frontera sur, según se desprende de un informe que el Gobierno de EEUU entregó en una corte federal de San Diego, California.

El documento da cuenta de 463 padres migrantes que ya no están en el país y que fueron separados de sus hijos tras ser aprehendidos en la frontera con México, como consecuencia de la política de tolerancia cero con la migración emprendida por la Administración del presidente de EEUU, Donald Trump.

El informe, que se entregó antes de una nueva audiencia en la demanda que la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) ha entablado al Gobierno por la separación de familias migrantes, refleja que unos 900 migrantes que fueron separados de sus hijos cuentan con una orden de deportación.

A tres días de que concluya el plazo establecido por el juez Dana Sabraw para reunir con sus padres a niños de entre 5 y 17 años que fueron "separados impropiamente" de sus progenitores indocumentados tras ser detenidos en la frontera, el Gobierno ha reunificado ya a 879 padres con sus hijos de un total de 1.634 que son elegibles para ello. El Gobierno señala que otros 538 padres en custodia de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) ya han sido entrevistados y su reunificación ha sido aprobada, y están sólo a la espera de que les sean devueltos sus hijos.

De los 2.551 niños indocumentados separados de sus padres y que están en dicha franja de edades, la Administración federal considera que 917 no podrán regresar con sus padres de forma inmediata, 130 de ellos porque sus progenitores han rechazado su derecho a la reunificación y 64 porque cuentan con antecedentes criminales. Asimismo, un grupo de 260 se encuentran bajo investigación, a los que se suman más de 400 que ya no se encuentran en el país.

Del grupo de 260 en indagación, el documento de la corte da cuenta de que "muchos de estos niños han sido liberados en circunstancias apropiadas por parte de la ORR (Oficina de Reubicación de Refugiados)", por lo cual la administración federal anticipa que un total de 1.187 ya podrían haber sido reunidos o liberados.

A petición de los abogados del Gobierno, el magistrado Sabraw extendió hasta este martes el plazo para que presentaran sus argumentos en contra de una orden para frenar temporalmente la repatriación de familias recién reunificadas. La orden se debe a un temor de ACLU de que estas familias se vean obligadas a tomar decisiones de forma apresurada y la organización ha insistido en su petición de recibir del Gobierno una lista de los padres que ya han sido deportados así como de quienes han aprobado ser repatriados sin sus hijos.

El juez Sabraw ordenó en junio pasado al Gobierno la reunificación de los cerca de 3.000 menores que fueron separados de sus familias tras cruzar la frontera con México como parte de la política de Trump de tolerancia cero con la migración. Semanas atrás se cumplió la primera parte del plazo dado por el magistrado al Gobierno para reunificar a las familias de los niños más pequeños. El Gobierno debía entregar a 103 menores de cinco años, aunque finalmente esa cifra quedó reducida a poco menos de 60 debido, según el Ejecutivo, a medidas de seguridad con los niños, entre otros motivos.