Público
Público

El Gobierno de Milei descarta pedir disculpas a España a pesar de que Albares solicita una "rectificación pública"

El ministro de Asuntos Exteriores se ha reunido con el embajador argentino, mientras que el portavoz del Ejecutivo rioplatense asegura que se trata de un problema "personal" y niega un conflicto diplomático.

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, a su salida de una reunión con el embajador de Argentina en Madrid, a 20 de mayo de 2024.
El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, a su salida de una reunión con el embajador de Argentina en Madrid, a 20 de mayo de 2024. Diego Radamés / Europa Press

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares, ha trasladado al embajador de Argentina en Madrid, Roberto Bosch, la exigencia de una "rectificación pública" por parte del presidente de su país, Javier Milei, tras sus declaraciones sobre la mujer del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Desde el Ejecutivo argentino, por su parte, han negado que exista un "problema diplomático" y han acusado a las autoridades españolas de elevar "de mala fe" las tensiones por lo que sería un tema de índole "personal" entre los dirigentes.

Albares ha traslado a Bosch, quien ha estado menos de media hora en el Ministerio, "la exigencia de una rectificación pública" ante las palabras de Milei durante el acto organizado el domingo por Vox, según fuentes diplomáticas.

El encuentro "se ha producido dentro los cauces del respeto y la cortesía diplomática que tanto el Gobierno como el ministro mantienen en todo momento", han precisado las fuentes, que no han querido aclarar en qué términos se ha pronunciado el embajador, quien ha abandonado Exteriores sin realizar declaraciones.

El portavoz de Milei, Manuel Adorni, se ha mostrado "absolutamente sorprendido" por la escalada de las tensiones y ha señalado que "el origen de todo esto fue una catarata de insultos del Gobierno español", en una rueda de prensa en la que ha aludido de manera directa a declaraciones de varios miembros del Ejecutivo, entre ellas las del ministro de Transportes, Óscar Puente, sobre el supuesto consumo de "sustancias".

En este sentido, ha afirmado que Milei se limitó en su discurso del domingo a "defender los valores que hicieron de Occidente una tierra próspera" y cuestionó que el Gobierno de Sánchez quiera "hacerse cargo" de las críticas vertidas sobre el socialismo o sobre la corrupción. "Al que le quepa el sayo, que se lo ponga", ha remachado.

Adorni ha dicho no entender el "resquemor" del Ejecutivo español, ejemplificado en las "llamativas e impulsivas amenazas" del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, y ha alegado que Milei "no hizo mención a nadie en particular".

"No vemos que lo ocurrido tenga nada que ver con las relaciones diplomáticas", ha recalcado, dando a entender que por parte de Buenos Aires no está prevista ninguna medida en este ámbito.

Se trata, ha añadido, de diferencias de "índole personal" o "índole ideológica", por lo que Adorni confía en que Argentina y España puedan "reconducir" las relaciones una vez superadas las elecciones europeas. Sí ha aclarado que Milei no tiene previsto llamar a Sánchez y, de hecho, ha apelado al dirigente español a que sea él quien pida perdón, "incluso públicamente".

El portavoz no prevé que este "intercambio de mal gusto iniciado por el presidente Sánchez" pueda afectar de alguna manera a las inversiones españolas en Argentina y ha dicho respetar que varios empresarios hayan reprobado públicamente el discurso de Milei, por tratarse de opiniones "personales". "Por más que nos quieran hacer ver como antidemocráticos y como odiadores, respetamos las opiniones", ha señalado.

Albares había indicado antes de la reunión que de no producirse esa disculpa, el Gobierno podría emprender medidas adicionales. "Nosotros esperamos que se produzcan esas rectificaciones públicas", adelantó el ministro en La Sexta.

En dicha entrevista, había emplazado a "esperar a ver cómo evolucionan los acontecimientos" y había indicado que el Gobierno irá "adoptando las medidas que consideremos oportunas" sobre la base de "dos parámetros", la defensa de "la dignidad de nuestras instituciones", "nuestra democracia" y nuestra soberanía" y "no tomar ninguna medida que pueda afectar a esos lazos literalmente fraternales de dos pueblos hermanos".

¿Te ha resultado interesante esta noticia?

Más noticias de Internacional