Público
Público

El Gobierno saharaui denuncia la muerte de un estudiante en Rabat

El Primer Ministro atribuye los hechos a la creciente movilización de Marruecos para intimidar a los saharauis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Habdad Amad tenía 25 años, era saharaui y estudiaba en la Universidad Mohamed V, en Rabat. Murió el pasado viernes apuñalado en una pelea con otro estudiante marroquí. Los compañeros de Amad que protestaron por los hechos fueron detenidos por la policía, según indicaron fuentes del Gobierno saharaui en Argelia.

'Marruecos moviliza a los estudiantes para intimidar a los saharauis', explica Abdelkader Taleb Omar, primer ministro saharaui, en relación a la situación que vive su población en territorio marroquí.

Por su parte, el gobierno de Marruecos acusó a los estudiantes saharauis de haber provocado daños materiales en una residencia universitaria tras la muerte del joven. El gobernador civil de la capital marroquí, Mohamed Ragraga, declaró que 'un grupo de estudiantes de las provincias del sur (Sáhara Occidental) utilizaron la muerte del joven para retener en su oficina al director de la residencia universitaria Suisi 2', que fue liberado poco después por los agentes policiales. Según informa EFE, los los estudiantes tomaron la principal avenida del campus con las cabezas cubiertas con bufandas y blandiendo armas blancas.

La agencia de noticias MAP apuntó que la policía judicial ha iniciado una investigación para aclarar los hechos y detener al autor la muerte del estudiante.

En el acto de despedida de los voluntarios españoles que el jueves protagonizaron una protesta pacífica frente al muro marroquí, el primer ministro recordó ayer, en el Campamento de refugiados saharauis 27 de Febrero, que la reivindicación pacífica se ha convertido en 'una constante' desde los hechos de Gdem Izik -cuando el ejército de Marruecos desmanteló con violencia un campamento de protesta a las afueras de El Aaiún-.

'Todos los Gobiernos que ha tenido España, nuestra potencia colonial, nos han dejado huérfanos'

Taleb Omar defiende la 'protesta pacífica' como modo de denunciar las 'violaciones de derechos humanos' y añade que 'no se puede garantizar la continuidad de un Gobierno con tanques y ejércitos, sino con el respeto a los derechos del pueblo'. El primer ministro afirma que esta línea de actuación que siguen el Gobierno de la República Árabe Saharaui Democrática y el Frente Polisario ante Marruecos ya ha tenido resultados en otros países como Túnez y Egipto: 'Ben Ali y a Mubarak no pudieron garantizar con ejércitos la estabilidad de sus gobiernos'.

'Con la excusa de combatir el terrorismo, atacan a las democracias', añade y subraya la necesidad de respetar 'la voluntad del pueblo'.

Tras agradecer a los activistas haberse aproximado al muro impuesto por Marruecos, 'con el peligro que conlleva al ser una zona llena de minas', subrayó las diferencias entre la movilización ciudadana y la acción del Gobierno español respecto al Sáhara Occidental: 'Está demostrado que el pueblo español está con el saharaui, se vio con el destierro de Aminatou Haidar, cuya protesta llegó al Parlamento Europeo'.

'Todos los Gobiernos que ha tenido España, nuestra potencia colonial, nos han dejado huérfanos', sostiene para congratularse de que la sociedad civil 'no sea como su Gobierno'.

La independencia de Timor Oriental en 2002 tras del referéndum auspiciado por Naciones Unidas o la de Indonesia en 1949 son los espejos donde se miran los políticos saharauis. 'Allí lo consiguieron; nosotros seguiremos reivindicando que un día llegue algún Gobierno que le diga ‘basta' a Marruecos y termine la descolonización del Sáhara'.