Público
Público

El Gobierno de unidad de Túnez se derrumba al dimitir varios ministros

Renuncian tres ministros procedentes de la UGTT y la ministra de Cultura, de origen independiente. Piden la disolución del Ejecutivo y la salida de los ministros del RCD

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Gobierno provisional tunecino , en formación tras la marcha del ex presidente Ben Alí, se desmorona. Hasta cuatro ministros han presentado su dimisión, tres de ellos procedentes de la Unión General de los Trabajadores Tunecinos (UGTT), la principal formación sindical del país, según ha confirmado a Público Abdelyelid Budui, nombrado ministro delegado ante el primer ministro, Mohamed Ghanuchi, y uno de los que ha presentado su renuncia. 

Además de Budui, han presentado su renuncia el ministro de Empleo, Husin Dimasi; el ministro de Sanidad, Mustafá Ben Yafaar; y Mufida Tletti, ministra de Cultura, de origen independiente. 

Budui ha pedido la disolución del actual Gobierno y la formación de otro gabinete, además de pedir la salida de los ministros procedentes del Reagrupación Constitucional Democrática (RCD), partido del ex presidente Ben Alí, salpicados por casos de corrupción y represión. Existe la posibilidad no confirmada de que los líderes de los otros partidos de la oposición presentes en el Gobierno presenten también su renuncia tras el movimiento de la UGTT.

El movimiento Ettajdid ya ha amenazado con salir del Gobierno

Así, el movimiento Ettajdid, cuyo líder y fundador, Ahmed Brahim, fue designado ayer como el titular de la cartera de de Educación Superior, ya ha anunciado que 'revisarán su participación' en el nuevo Gobierno y ha amenazado con abandonar el Gabinete si no se cumplen una serie de condiciones, como la dimisión tanto de Ghanuchi como de los ministros del RCD. Asimismo, han pedido la congelación de todas las propiedades estatales que obtuvieron durante el mandato de Ben Alí.

Las dimisiones de la UGTT se producen después de que el principal sindicato de Túnez expresara sus serias dudas sobre la formación del llamado Ejecutivo de unidad. Así lo ha reconocido Budui, quien en ningún momento se ha reconocido como ministro delegado ante el primer ministro, tal y como fue asignado ayer. 'Lo anunciado ayer (lunes) no se corresponde con nuestras peticiones', asegura el sindicalista. 'El RCD (partido de Ben Alí) se ha quedado con la parte fundamental del poder. En el Gobierno hay figuras manchadas por la corrupción y la represión del antiguo régimen', denuncia. 

'El RCD se ha quedado con la parte fundamental del poder'

Budui denuncia además que al sindicato UGTT, que propuso a tres ministros y un secretario de Estado, les han dado 'ministerios que necesitan reformas estructurales a medio y largo plazo, cuando este es un Gobierno transitorio que durará seis meses'. Por esa razón, aseguran que su gestión va a estar discapacitada. 

La UGTT dice que hará 'una lectura del nuevo Gobierno' para estudiar si lo apoyan o no. 'La situación es provisional. Necesitamos garantías de que se va a abrir un verdadero proceso democrático', afirma Budui. 

Las dudas del sindicato principal del país giran en torno a ciertos ministros. Kamel Moryani, nombrado ministro de Asuntos Exteriores y casado con la prima del ex presidente Ben Alí; Moncef Ruissi, nombrado ministro de Asuntos Sociales y, según la UGTT, mezclado con asuntos de corrupción; Rida Grira, nombrado titular de Defensa; y Ahmed Friaa, ministro del Interior. 

'En el Ejecutivo hay figuras manchadas por la corrupción'

Este último era un ministro con el que el sindicato estaba de acuerdo, pero la declaración pública que hizo este lunes ha provocado un giro de 180 grados en la opinión de la UGTT, que lo califica de 'mentiroso' por asegurar que en las protestas se pretendió arrancar banderas tunecinas de los edificios. 'No se ha roto ni un cristal', aseguran desde el sindicato, que también reprocha a Friaa que hablase de 'cadáveres' para referirse a las víctimas de las protestas, que para la UGTT son 'mártires'. 

Este martes está previsto que Moncef Marzuki, líder del partido opositor ilagal Congreso por la República, llegue de su exilio en París tras anunciar que se presentará como candidato a presidir el país. 

Mientras tanto, la Policía tunecina ha impedido una manifestación prevista para este martes a las 11 de la mañana.

Las autoridades han lanzado gases lacrimógenos en la céntrica avenida Habib Burguiba para reprimir a los manifestantes. También se han producido cargas en la calle Habib Thameur, donde los antidisturbios han tratado de disolver una protesta contra el Gobierno provisional. '¡RCD, vete al infierno!' y '¡RCD, fuera!', son algunos de los gritos contra el partido del ex presidente que se han podido escuchar. 

Frente a la sede del movimiento Etajdid, una de las tres formaciones de la oposición que ha aceptado formar parte del Gobierno, se ha generado una marcha espontánea. 'Han traicionado al pueblo', protestaba uno de los manifestantes. 'El RCD es un partido de asesinos, ¿cómo va a estar en el Gobierno?', se preguntaba. 

Fuentes del movimiento aseguran a Público que su entrada en el Ejecutivo obedece a una postura pragmática y que su líder, así como los otros dos líderes de la oposición, serán garantes de la transición democrática.