Público
Público

Golfo Pérsico Trump anuncia el derribo de un dron iraní en el estrecho de Ormuz

El presidente estadounidense subraya que Estados Unidos "se reserva el derecho" de actuar en defensa de "su personal, instalaciones e intereses" en la región.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente de EEUU, Donald Trump.- REUTERS

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró este jueves que la Armada estadounidense ha derribado una aeronave no tripulada iraní que volaba cerca de uno de sus buques que surcaba las aguas del estrecho de Ormuz.

"El dron resultó destruido inmediatamente", declaró Trump durante un acto en la Casa Blanca en el que estaba presente el primer ministro holandés, Mark Rutte.

Trump explicó que un proyectil disparado desde el buque de asalto anfibio estadounidense "Boxer" abatió el dron iraní cuando se encontraba a casi un kilómetro de distancia.

"Esta es la última de las muchas acciones provocativas y hostiles por parte de Irán contra buques que navegan en aguas internacionales", denunció Trump.

El gobernante subrayó que Washington "se reserva el derecho" de actuar en defensa de "su personal, instalaciones e intereses" en la región y llamó a "todas las naciones" a colaborar con EE.UU. para garantizar la libertad de navegación en el golfo Pérsico.

El Pentágono emitió un comunicado en el que explicó que el incidente tuvo lugar a media mañana hora local, en aguas internacionales, cuando el buque de la Armada se encontraba navegando por una ruta planificada de antemano.

"Una aeronave no tripulada de alas fijas se aproximó al Boxer a una distancia que suponía una amenaza. El barco tomo medidas defensivas contra el aparato para garantizar su seguridad y la de su tripulación", detalló el Departamento de Defensa en su comunicado.

El pasado 19 de junio, Irán informó del derribo de un dron estadounidense, también en el estrecho de Ormuz, alegando que había violado su espacio aéreo, un detalle que fue rechazado por Washington.

Como respuesta a ese incidente, Trump llegó a aprobar un ataque selectivo contra Irán, pero finalmente suspendió la orden poco antes de que el Pentágono la ejecutase al considerar que no habría sido una respuesta "proporcionada" al derribo del dron, dado el número de bajas que iba a causar.