Público
Público
Únete a nosotros

Un grupo armado mata a 16 policías egipcios en el Sinaí

Israel mata a ocho supuestos terroristas y aprovecha para ofrecer ayuda a Mursi, de quien se esperaba una revisión de las relaciones con Netanyahu

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un supuesto grupo yihadista acabó anoche con la vida de 15 policías egipcios, hirieron a otros siete y robaron un jeep y un tanque del Ejército durante el asalto a un punto de control en el Sinaí, en la frontera con Israel. El ataque es el más importante desde que Mohamed Mursi fuera elegido como presidente del Egipto post Hosni Mubarak.

El mandatario aseguró que llevaría ante la Justicia a los responsables y mientras los militares claman venganza, Israel ha querido acercarse a El Cairo ofreciendo su ayuda en un gesto claro por mantener su estatus de control.

Tanto Israel como Egipto culparon del ataque a una célula islamista sin identificar y, pocas horas más tarde, el Gobierno israelí confirmaba haber asesinado a ocho de esos hombres armados. 'Esto es una llamada de atención para el Gobierno egipcio', dijo el ministro de Defensa de Israel, Ehud Barak.

Según la televisión estatal egipcia, un grupo de hombres ataviados con trajes beduinos abrieron fuego con pistolas y lanzagranadas contra el puesto fronterizo. Los atacantes capturaron varios vehículos, entre ellos un tanque del Ejército egipcio, y sembraron el caos en la zona provocando una potente explosión. Más tarde, el Ejército israelí aseguró haber acabado con otro vehículo desde el aire en una zona cerca a la franja de Gaza.

En un mensaje televisado, Mursi dijo que el ataque fue 'un acto de cobardía' y aseguró que las fuerzas de seguridad tomarían el control total de la península del Sinaí. El Gobierno egipcio cerró, además, el paso fronterizo de Rafah. 'He dado una orden muy clara a todas nuestras fuerzas para que persigan y arresten a los responsables del ataque', dijo.

Según Israel, no hizo falta: 'Gracias a la acción decidido del Ministerio de Defensa y a la Inteligencia hemos prevenido un gran ataque contra ciudadanos israelíes', dijo en un comunicado el primer ministro, Binyamin Netanyahu. 

Por su parte, el Ejército egipcio también encontró una excusa perfecta para seguir dominando la política del país a través del miedo al terrorismo: 'Hemos tenido mucha paciencia durante los sucesos interiores y ante la falta de la estabilidad, pero hay una línea roja que no se puede traspasar'.

Pese a la llegada de Mursi al poder, de quien se esperaba revisaría sus relaciones con Israel tras la alianza histórica de este país con el exdictador Hosni Mubarak, EEUU sigue manteniendo económicamente al Ejército egipcio.