Público
Público

Khashoggi El rey saudí ordena investigar la desaparición del periodista Jamal Khashoggi en Turquía

Su pista se perdió el 2 de octubre tras entrar en el consulado saudí en Estambul para realizar unos trámites burocráticos. Varios medios han informado de que Turquía tiene pruebas de que el reportero fue asesinado dentro de la sede diplomática.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Activistas y amigos de Jamal Khashoggi protestan en el consulado saudí en Estambul. / REUTERS

El rey Salman de Arabia Saudí ha ordenado a la Fiscalía que abra una investigación para esclarecer la desaparición del periodista Jamal Khashoggi, cuya pista se pierde el 2 de octubre después de que entrase al consulado saudí en Estambul para realizar unos trámites burocráticos.

"El rey ha ordenado que la Fiscalía abra una investigación interna en el caso de Jamal Khashoggi a partir de la información del equipo conjunto en Estambul", ha asegurado una fuente citada por Reuters, en alusión a la comisión de la que forman parte representantes de los dos países.

Las autoridades turcas tienen previsto registrar este lunes la sede del consulado, según fuentes diplomáticas citadas por la cadena NTV.

Arabia Saudí concedió este permiso para intentar disipar las dudas que suscita la desaparición, después de que varios medios hayan informado de que Turquía tiene pruebas de que el periodista fue asesinado dentro del consulado.

Según una columnista del periódico Haberturk, Sevilay Yilman, la Policía investiga el movimiento sospechoso de hasta quince personas entrando y saliendo del edificio el 6 de octubre. Un amigo de Khashoggi habría denunciado que el cuerpo del periodista fue disuelto en ácido en el interior del consulado.

La Unión Europea ha reclamado este lunes una "investigación completa de las auroridades saudíes" por el caso, si bien por ahora nadie ha señalado directamente a Riad como responsable.

Arabia Saudí advirtió este domingo de que responderá con "grandes acciones" a cualquier sanción que se derive de este incidente.

La Unión General de Periodistas Árabes, con sede en El Cairo, ha denunciado los "intentos de desinformación" ante el caso de la desaparición de su colega, calificado de "profundamente preocupante".